fbpx

Carla Monrabal cumplió un año al frente del Consorcio de Gestión del Puerto de Dock Sud y realizó un balance de su gestión donde, la política de género y de inclusión de las mujeres en actividades consideradas exclusivas para hombres ocupó un lugar destacado en su agenda. Más que un Puerto, Dock Sud es cada vez más una gran Puerta abierta al comercio exterior.

El objetivo principal planteado por el gobernador Axel Kicillof y por el ministro de la Producción Augusto Costa fue lograr que el puerto sea “una plataforma logística competitiva y eficiente, que aporte valor al sistema productivo provincial e impulse a la industria argentina al mundo”.

Bajo esta premisa es que se encaran las obras de modernización del puerto, no sólo en la infraestructura, sino también en la organización. 

Un nuevo sistema de circuito cerrado de televisión, nuevos domos y cámaras de control de tráfico marino y terrestre, el proceso para obtener la certificación PBIP, mejoras en el asfalto y señaléticas en el ejido portuario, y el diseño de un plan de reordenamiento territorial para resolver los problemas de tránsito en la zona, integra la gestión de este primero año. 

Sistema productivo y dragado

“Iniciar la gestión en plena pandemia fue un gran desafío, pero nos propusimos trabajar y articular políticas para impulsar el crecimiento del puerto, de las empresas que están en nuestro territorio y de la industria nacional y bonaerense. Buscamos alinearnos con la visión que tiene el Gobernador sobre la necesidad de trabajar en conjunto en la complementariedad de los puertos de la provincia para potenciar el sistema productivo”, explicó la primera presidenta de un puerto bonaerense.

El hito principal es el dragado: en primer lugar, se regularizó el convenio con Puerto Buenos Aires para el dragado del Canal Brown y el balizamiento de los canales Brown y Sur; luego, se inició el proceso de dragado, los estudios ambientales necesarios y la licitación internacional para las obras pertinentes que iniciará el próximo mes.

“El proyecto, que cuenta con el financiamiento parcial del Ministerio de Transporte nacional y el acompañamiento del Ministerio de Producción bonaerense, y busca continuar posicionando al Puerto Dock Sud como un actor clave en el sistema productivo argentino y mejorar la capacidad exportadora de la Provincia de Buenos Aires”, indicaron desde el consorcio.

Puerto sustentable

Este año, hacer de Dock Sud un “puerto sustentable” comenzó a tomar forma, y para ello se trabaja en conjunto con el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS) y ACUMAR para garantizar la seguridad ambiental, principalmente en el proceso de dragado. 

En esta línea, se firmó un convenio marco de colaboración recíproca con la Secretaría de Energía de la Nación para lograr una actividad industrial más segura y cuidadosa del medio ambiente, a través de la evaluación y control conjuntos de la actividad hidrocarburífera, de acuerdo con el eslabón crítico para la matriz energética que representa el Puerto, y como tal, asume el compromiso de ser ambientalmente responsable.

La política ciudad-puerto incluye proyectos en conjunto con la Municipalidad de Avellaneda e incluso con AYSA, como la firma de un acuerdo para la cesión de tierras para llevar agua y cloacas a los vecinos y las vecinas de Barrio Inflamable, y la participación en los trabajos solidarios del Observatorio Social de Obras Públicas de la Municipalidad.  

Transformación interna y perspectiva de género

Puertas adentro, se procedió a transformar la organización, con la digitalización de procesos y con mejoras de las condiciones laborales a partir de la firma de un nuevo convenio colectivo de trabajo, luego de 45 años.

Se crearon las áreas de Medio Ambiente, Salud Ocupacional, Sistemas y Responsabilidad Social Empresarial, y se estableció un programa de capacitación interna en el que se dictaron más de 50 cursos. 

Y por supuesto, la perspectiva de género es insoslayable en el día a día de Monrabal: “Mi rol como presidenta mujer llamó la atención, por ser el mundo portuario un ambiente ampliamente masculinizado. Cuando asumí, de todas las trabajadoras, solo había una que formaba parte del área de Operaciones. El mes pasado logramos incorporar tres mujeres más. De a poco vamos convirtiendo al puerto en un espacio más inclusivo”, aseguró Monrabal. 

El programa “Sello Construir Igualdad”, del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual; la campaña “Oficios Sin Prejuicios”, que ese Ministerio lleva adelante en conjunto con el Ministerio de Trabajo bonaerense; la aplicación de un Protocolo de Violencia de Género firmado en conjunto con APDFA, y el proceso de certificación de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del Programa Mundial de Naciones Unidas de Sostenibilidad de los Puertos con CIFAL y la Fundación EcoConciencia, completan esta agenda de trabajo.

“El trabajo de esta gestión se ve reflejado, no sólo en las acciones ya cumplidas, sino también en proyectos que continúan avanzando. Las mejoras en materia de género, que garantizan un puerto más inclusivo, o el proyecto de dragado, que lo vuelve más competitivo y reafirma el liderazgo bonaerense, son los mejores ejemplos de lo mucho que podemos hacer si continuamos como hasta ahora, trabajando en conjunto con organismos nacionales y provinciales, y poniendo lo mejor de cada uno para seguir transformando el puerto”, concluyó Monrabal.