fbpx

La pandemia iniciada en 2020 provocó un impacto globalizado que trastornó tendencias y proyecciones en los puertos y el comercio internacional de América Latina.

Impuso, así, un nuevo punto de partida para la carrera hacia la recuperación, marcando nuevas buenas prácticas: resiliencia, flexibilidad e innovación. Probablemente, también, una nueva concepción de lo que las herramientas tecnológicas permiten en materia de organización de equipos e incentivos al capital humano, esencial y crítico para mantener las cadenas de suministros inalteradas en un situación extraordinaria.

La división de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que estudia desde hace décadas la evolución de la actividad portuaria “fotografió” y “filmó” el impacto y evolución del 2020 en los puertos.

Evidencia

“La pandemia castigó fuertemente a América Latina y el Caribe, dejando en evidencia los problemas de larga data ya previamente existentes como la falta de infraestructura, mala regulación y problemas de facilitación, alertando a la región a la necesidad para una recuperación económica sostenible, cuando la producción y las exportaciones dependerán de la integridad de la capacidad logística para recuperar la competitividad internacional”, señala el informe.

Coordinado por Eliana Barleta y Ricardo Sánchez, experta y jefe de la Unidad de Servicios de Infraestructura de CEPAL, respectivamente, el “Informe Portuario 2020” aconseja “explorar las oportunidades para promover la facilitación y los procedimientos sin papel ni contacto para una logística eficiente y moderna, y la normativa económica que debe armonizarse y adaptarse a las nuevas circunstancias”.

Así, promueven la digitalización de los procesos comerciales, mayor interconectividad de los servicios logísticos para resolver déficit de arrastre “como los elevados costos logísticos, la burocracia y la falta de servicios logísticos de valor añadido, permitiendo el desarrollo de cadenas de producción regionales, la reexportación de bienes con valor añadido y la eventual creación de economías de escala, de red y de aglomeración en el comercio subregional”.

“La crisis actual debería ser una oportunidad para cambiar los patrones de producción y promover el comercio digital y la innovación logística, con el fin de aumentar la competitividad y el bienestar en la región”, concluye el informe.

Desempeño regional

El análisis releva datos de 28 países y un total de 102 terminales y puertos de la región. ¿Cómo fue el movimiento de contenedores? “En América Latina, en marzo de 2020 se muestra una variación de 0,7% en comparación con el mismo período en 2019, para en abril 2020 sufrir una brusca caída de -15,8%, manteniendo en mayo y en junio variaciones negativas de -16,8% y -16,1%. En octubre las variaciones interanuales vuelven a ser positivas, pero no lo suficiente como para recuperar los niveles de 2019. En el acumulado de enero a diciembre hubo una variación de -2,9% en comparación con 2019”, destaca el trabajo, bastante superior a la caída global: 0,9%.

Uno de los fenómenos de la pandemia en el throughput regional fue la inversión del comercio: “En América Latina, históricamente las importaciones de bienes en contenedores han sido
mayores que las exportaciones; el hecho de que los impactos de la pandemia sobre las importaciones han sido más fuertes que aquellos sobre las exportaciones ha resultado, en alguna medida, en una convergencia de ambas variables. De esta forma, las exportaciones en contenedores provenientes de esa región han superado las importaciones durante la mayor parte del período que va de febrero a junio de 2020. A partir de julio, las importaciones han vuelto a exceder de forma considerable a las exportaciones”.

Otro dato destacado de los efectos de la pandemia, por ejemplo, en la costa este de América del Sur (ECSA) fue la “notable disminución del transbordo: aunque la variación interanual en comparación con 2019 siga positiva durante todo el año, la variación pasa de 27,3% y llega hasta el 2,9% a inicios del último trimestre del año”.

“En ECSA –agrega el reporte– durante los primeros meses de 2020, el throughput tuvo una variación interanual positiva en comparación con 2019. Sin embargo, a partir de la mitad del año se observa una caída del throughput, impulsada especialmente por una reducción de las importaciones y la disminución del transbordo en dicha costa”, tal como refleja el gráfico siguiente.

“En términos de comercio por contenedores marítimos (suma de exportaciones e importaciones), en 2020 hubo una caída del -4,0% en comparación con el año anterior, en una muestra de 88 puertos y zonas portuarias de la región, con casi todas las subregiones demostrando resultados negativos con relación a 2019. La ECSA registró una caída de -0,2% de la actividad del comercio
en los puertos (incluyendo a Paraguay)”, detalla el informe.

En tanto, en la costa oeste la caída fue de -3,1%; en el Caribe de -4,9%; en Centroamérica de -5,7%; en México fue de -9,8 y -8 en el Golfo y la costa Pacífico, respectivamente; y en Panamá las caídas fueron las más marcadas: -15,1% en la costa del Caribe y -30% en la del Pacífico.

El desempeño argentino

Con 917.386 TEU operados en 2020 en complejo portuario metropolitano argentino (Buenos Aires y Dock Sud, aunque el informe también suma a La Plata allí, donde la terminal TecPlata operó 2000 TEU en todo el año, ubicándose en el puesto 82 de las 88 terminales relevadas en toda América Latina) se ubicó 7° en el ránking regional. Registró una caída de -2,8% respecto de 2019, cuando operó 943.852 TEU.

Como país, la Argentina también quedó en séptimo lugar, con un comercio internacional total de 1.128.704 TEU (-3,6% respecto de los 1.171.101 TEU de 2019). En términos de throughput, desciende al puesto 11°, con una caída de -7,6% interanual, pasando de 1.485.328 a 1.371.980 TEU entre 2019 y 2020.

La siguiente es la clasificación de los principales puertos o zonas portuarias según comportamiento del throughput en 2020, medidos en TEU, y la totalidad de los puertos argentinos relevados.

Clasificación Puerto Throughput 2019 Throughput 2020 Variación 2020/2019 (en %)
1 Panamá costa Caribe (incluye Colón,
Cristóbal y Manzanillo)
4.379.477 4.454.902 1,7
2 Zona portuaria de Santos (incluye DP World), Brasil 4.165.248 4.232.046 1,6
3 Panamá costa Pacífico (incluye Balboa y Rodman-PSA) 2.898.836 3.161.658 9,1
4 Bahía de Cartagena (SPRC & CTC), Colombia 2.932.371 3.127.162 6,6
5 Manzanillo, México 3.069.188 2.909.599 -5,2
6 El Callao, Perú 2.313.907 2.250.827 -2,7
7 Guayaquil (todas las terminales), Ecuador 2.073.776 2.071.124 -0,1
8 Kingston, Jamaica 1.626.291 1.611.637 -0,9
9 San Antonio, Chile 1.705.707 1.556.708 -8,7
10 San Juan, Puerto Rico 1.451.950 1.490.218 2,6
11 A.M.B.A Buenos Aires (incluye Dock Sud, La Plata y Puerto Nuevo), Argentina 1.485.328 1.371.980 -7,6
12 Itajaí (incluye Portonave y Navegantes), Brasil 1.235.251 1.273.469 3,1
18 Paranaguá, Brasil 865.110 925.157 6,9
20 Montevideo, Uruguay 747.100 761.855 2
56 Zárate, Argentina 142.419 122.880 -13,7
61 Rosario, Argentina 78.316 70.886 -9,5
73 San Antonio Este, Argentina 22.142 27.440 23,9
77 Bahía Blanca, Argentina 25.571 22.328 -12,7
78 Puerto Madryn, Argentina 18.490 21.911 18,5
85 Puerto Deseado, Argentina 18.549 12.584 -32,2
90 Mar del Plata, Argentina 5760 5366 -6,8
94 La Plata (TecPlata), Argentina 2916 3077 5,5
95 Euroamérica, Argentina 1148 2307 101
102 Molca, Argentina 2945 200 -93,2