fbpx

La elaboración conjunta de biocombustibles (biodiésel y bioetanol) totalizó 1173,2 toneladas en el primer semestre de 2021, un alza productiva del 11,7% respecto de 2020. El aumento se da respecto a una baja base de comparación en 2020, ya que el año pasado la elaboración de biodiésel y bioetanol fue afectada por la reducida demanda de las petroleras ante el derrumbe de las ventas de combustibles por el Covid-19.

De acuerdo con un informe elaborado por IES Consultores, en el primer semestre de 2021, la producción de biodiésel totalizó 762.000 toneladas, acumulado un aumento de 5,1% respecto del año pasado. Por su parte, la producción de bioetanol creció 26,5% en el primer semestre de 2021 (411.000 toneladas), producto del aumento en la demanda de las petroleras, en línea con la mayor actividad económica por las menores restricciones a la movilidad.

La producción de bioetanol a base de maíz creció 16,7%, mientras que la elaboración a base de caña registró un alza de 44,7%.

Consumo

Tras el derrumbe de 2020, en el primer semestre de 2021 las ventas internas de biocombustibles sumaron 643.300 toneladas, una contracción acumulada de 16,8% respecto de 2020. Sin embargo, este resultado es dispar entre segmentos, ya que la baja se explica por la fuerte retracción en el consumo interno de biodiésel, debido a que las ventas internas de bioetanol se incrementaron en el acumulado a junio.

En el acumulado a junio de 2021, las ventas internas de biodiésel exhibieron una caída anual de 56,3% respecto de 2020. Mientras que en el mismo período, las ventas de bioetanol crecieron 26,5% anualmente, totalizando 466.900 toneladas. De este total, 245.700 toneladas obedecen a ventas de etanol a base de maíz (25,1%), y 221.100 toneladas a base de caña de azúcar (28,1%).

El aumento del consumo interno obedece a la mayor demanda de las petroleras por la mayor movilidad tras el fin del ASPO

Comercio exterior

En el primer semestre de 2021, se exportaron 636,3 millones de dólares en biodiésel, una expansión interanual de 191,6%, mientras que se despacharon 578.500 toneladas, un crecimiento anual de 116% respecto del mismo período de 2020.

Entre enero y junio, las exportaciones  ya superaron las ventas externas de todo 2020, mientras que en volúmenes equipararon las toneladas despachadas en 2020.

Las exportaciones argentinas de bioetanol son marginales, ya que la producción se destina casi íntegramente al consumo interno. En el acumulado a junio, las exportaciones totalizaron US$3,6 millones, mientras que los volúmenes despachados alcanzaron las 12.900 toneladas, un aumento de 660% en valores y 800% en cantidades con respecto a 2020.

Perspectivas

En 2021 la actividad sectorial se recuperará tras un pésimo 2020, dicen los expertos de IES Consultores.

La mayor apertura de la economía, tras el confinamiento estricto que rigió en 2020, reactiva la venta de combustibles y por ende, la demanda interna de las petroleras en el corriente año, tras el derrumbe de las ventas de nafta y gasoil en 2020, señala el trabajo.

Sin embargo, este contexto aplica principalmente al bioetanol, cuyas ventas y producción crecerán con fuerza en 2021. Las ventas de biodiésel también mejorarán en el segundo semestre, tras un inicio de año frágil en ventas internas (por el menor corte regulado en el primer trimestre del año).

En ese sentido, Alejandro Ovando, Director de IES Consultores, opinó que “la promulgación de la nueva ley de biocombustibles achica el mercado interno para el biodiésel, lo que impactará en las pymes de menor escala”.