fbpx

El juzgado en lo Contencioso Administrativo Federal n° 7 de la Ciudad de Buenos Aires dictó la primera medida cautelar en favor de una empresa importadora por las demoras en la aprobación de las licencias no automáticas.

En la causa “Berserker Shipping SRL c/ En-Secretaría de Comercio Interior y otros s/medida cautelar (autónoma)”, la justicia ordenó a la Aduana y la Secretaría de Comercio el despacho a plaza de una mercadería cuya licencia no automática se encontraba observada.

Además, ordenó también la suspensión las normativas que exigen la conformidad del Banco Central para el acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones, de acuerdo con las comunicaciones “A” 7030 y 7068.

Dos motivos

“El fallo, el primero de este años, es sumamente trascendente por dos motivos: por un lado, vuelve a revalidar lo dispuesto por el Acuerdo del GATT de 1994 (incorporado a nuestra legislación a través de la Ley 24.425), respecto del trámite de Licencias No Automáticas y los tiempos que deben respetar los organismos públicos que las exijan; y por el otro, porque se pronuncia respecto de las restricciones que en los últimos meses ha comenzado a imponer el Banco Central para el giro de divisas, en donde decide suspender la aplicación de las mismas respecto de este caso en particular para que la empresa importadora pueda cancelar sus obligaciones comerciales al exterior sin mayores dilaciones”, explicó el abogado especializado en comercio exterior Federico Mencarini.

Asimismo, destacó que resulta “muy relevante respecto de lo que manifiesta sobre los requerimientos de información que actualmente realiza el Ministerio de Desarrollo Productivo a los importadores: citando un fallo de la Cámara de Apelaciones del Fuero -Sala V- directamente fulmina este artilugio exponiendo que este tipo de peticiones resultan “dilatorias” y que el trámite de las licencias no automáticas no deben “entrañar más cargas administrativas que las absolutamente necesarias”, amplió Mencarini.

Exceso irrazonable

“Corresponde tener en cuenta que desde la fecha de implementación del nuevo sistema (SIMI), la presentación de las solicitudes pertinentes y el tiempo transcurrido para su otorgamiento, excede en forma irrazonable los plazos fijados por las propias resoluciones cuestionadas para que la autoridad de aplicación se expida al respecto”, señala el fallo.

Agrega que “ello, especialmente, teniendo en cuenta que aquello que afirma la Secretaría de Comercio dependiente del Ministerio de Producción, y que niega la actora, en cuanto a que se le hizo saber a la firma de las observaciones efectuadas a las SIMI objeto de autos de fecha 3 y 4 de marzo del corriente año, un día después de haber sido oficializadas, no se encuentra acreditado”.

“Sin perjuicio de que se trata de la resolución de sólo uno de los doce Juzgados que intervienen en estos asuntos -continuó Mencarini- ello permite brindar esperanzas de que el resto de la Justicia del fuero continúe por la senda de rectificar lo que arbitraria y sistemáticamente viene realizando la Subsecretaría de Política y Gestión Comercial”, apuntó.

El fallo

Descargar (PDF, 203KB)

Dejar un comentario