fbpx

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó el martes último el proyecto de ley 4199/2020 “BR do Mar” por 324 a favor, 114 en contra y 1 abstención. Diputados giró el proyecto al Senado para su tratamiento.

“Es un paso importante para BR do Mar y confiamos en la valoración de los senadores para que el proyecto vaya a manos del presidente Jair Bolsonaro”, señaló el ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, en un comunicado.

“Tenemos muy pocas embarcaciones operando en la costa brasileña con transporte costero. El proyecto tiene diferentes reglas para el fletamento de embarcaciones sólo para que pueda aumentar el número de embarcaciones que operan en la costa en aproximadamente un 40%. Queremos aumentar el volumen de contenedores transportados por año, de 1,2 millón a 2 millones, en 2022”, amplió.

Apoyo

Durante su tratamiento legislativo, el proyecto BR do Mar contó con el apoyo de varias entidades vinculadas a los más diversos sectores de la economía, la industria y la agroindustria. También se manifestaron a favor los representantes de los trabajadores del transporte fluvial y los oficiales de la marina mercante, además del reconocimiento por parte del CADE (Consejo Administrativo de Defensa Económica) de la mejora en el nivel de competencia del sector.

BR do Mar apunta a equilibrar la matriz de transporte brasileña promoviendo el desarrollo del cabotaje, que actualmente sólo expresa el 11% de la matriz logística del país y se espera que aumente al 30% anual con el proyecto.

Además, también apunta a reducir costos con el consecuente impacto positivo en la economía nacional y la generación de puestos de trabajo para los brasileños, sin descuidar la necesaria reducción de barreras de entrada para nuevas empresas brasileñas en el mercado.

La apertura del sector del cabotaje con BR do Mar también juega un papel en el fortalecimiento del mercado de carga por carretera. La atracción de nuevas empresas al sector amplía el mercado de contratación de camioneros autónomos. Con cada nueva línea de cabotaje se crean dos nuevas carreteras y la competencia entre empresas del sector tiende a incrementar la demanda de transporte complementario.

Más camiones

“El barco no se detiene en la puerta de la industria, en la puerta de la finca. Si es necesario transportar 18.000 contenedores, 18.000 contenedores deben llegar o salir de los puertos. Y lo harán en camión”, destacó el secretario nacional de Puertos y Transporte Acuático, Diogo Piloni.

“Vamos a expandir los flujos de corta distancia, que es exactamente donde el conductor del camión gana más, descansa, permanece cerca de la familia y tiene menos gastos”, concluyó.

El gobierno brasileño estima que BR do Mar también amplía la oferta de empleo en navegación, ya que hace obligatorio para una tripulación compuesta, al menos, 2/3 de los trabajadores brasileños, en time charter. Hoy en día, una parte importante del transporte de cargas a granel a tiempo se realiza solo con tripulación extranjera.

Además, el programa ofrece nuevas posibilidades de implantación en el mercado de las Navieras Brasileñas (EBN), sin necesidad de adquirir de inmediato una flota propia. Por lo tanto, los armadores, en situaciones específicas, quedan libres de comprar un barco por valor de decenas de millones de dólares, justo cuando están probando el mercado brasileño para nuevas operaciones.

El proyecto se elaboró considerando no sólo que nuevas empresas ingresen al mercado, sino que crezcan y se establezcan a través de la adquisición de su propia flota. Así, se alinean dos objetivos: la competencia, con sus ventajas naturales, y el mantenimiento de la flota, que actúa como un elemento que aporta regularidad al mercado.