fbpx

A menos de 4 meses de su creación, el Gobierno disolvió la Unidad Ejecutora Especial Temporaria “Hidrovía”, creada por la resolución 8/21 del Ministerio de Transporte, sin haber cumplido completamente los objetivos que le dieron origen.

El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, resolvió derogar la resolución 8 y transferir a la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante continuar con las tareas asignadas a la unidad especial que dirigía Pablo Barbieri.

Por medio de la resolución 153/21, Guerrera consideró que “en atención a los criterios operativos y de gestión de celeridad, economía, sencillez y eficacia, corresponde unificar las acciones e intervenciones vinculadas con la sustanciación del procedimiento licitatorio previsto en el decreto 949/2020 en la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, en tanto autoridad superior competente en el ámbito del Ministerio de Transporte”.

El motivo central argumentado es la necesidad de “agilizar el procedimiento correspondiente, incorporando aquellas funciones oportunamente conferidas a la Unidad Ejecutora por la resolución  8/21, y en consecuencia, disolver la Unidad Ejecutora Especial Temporaria Hidrovía”.

Asistencia

El ex ministro de Transporte Mario Meoni había creado la unidad ejecutora para recibir “asistencia y asesoramiento (en) todo lo vinculado al llamado y adjudicación de la licitación pública nacional e internacional dispuestos por el decreto 949 de fecha 26 de noviembre de 2020, para la modernización, ampliación, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de dragado y redragado y mantenimiento de la vía navegable troncal de la Hidrovía Paraguay – Paraná”.

La Unidad debía encargarse de todos los estudios necesarios para redactar los pliegos y coordinar los trabajos y reuniones con los organismos convocados en el Consejo Federal Hidrovía.

Tras el deceso de Meoni, le tocó al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, firmar la extensión precaria por 90 días al actual concesionario del dragado y balizamiento del sistema de navegación troncal, “medida propiciada por la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante (…) en el ejercicio de sus facultades como órgano de control” del concesionario, recuerda la resolución firmada por Guerrera.

Pero ahora, de cara a la finalización de los pliegos, Guerrera decidió discontinuar con el esquema de trabajo iniciado por Meoni, y delegó en la Subsecretaría de Puertos, que dirige Leonardo Cabrera, la tarea de continuar con la elaboración y redacción de los pliegos.

Funciones

A propósito, destaca la resolución que el decreto 50/19, modificado por el 334/20, manifestó que la Subsecretaría “tiene entre sus objetivos intervenir en la elaboración, ejecución y evaluación de las políticas y planes referidos al transporte fluvial y marítimo; coordinar las políticas sobre concesiones de mantenimiento de vías navegables y efectuar la evaluación de su impacto económico; y elaborar los pliegos de bases y condiciones para llamados a concurso y/o licitaciones así como también intervenir en los procesos licitatorios, para el otorgamiento de concesiones o contrataciones que se efectúen con motivo de las acciones vinculadas al área de su competencia, entre otras”.

Nada dice la resolución sobre el estado de avance del trabajo hecho por la unidad ejecutora ni si todo lo realizado hasta ahora servirá como insumo o bien si a partir de ahora se vuelve a foja cero en materia de “asesoramiento” al ministro de Transporte para avanzar con los pliegos de licitación.

No obstante, fuentes de Transporte explicaron que la resolución tiene fines meramente “administrativos”.

“No se vuelve a empezar. Continúan todos los trabajos” realizados por la unidad disuelta, agregaron tras una consulta de Trade News.


Foto: Paul