Las divisas que necesitará el país este año para sus múltiples compromisos locales y extranjeros tienen en el agro la principal vía de entrada.

En tal sentido, las cámaras empresariales representativas de los sectores agroindustriales y exportadores anunciaron que en enero realizaron embarques por casi US$ 1800 millones en enero.

Así se desprende del comunicado enviado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), que destaca “liquidaciones por 1.755.694.136 dólares”.

“Cabe recordar que el monto ingresado el mes anterior había ascendido a US$ 1040,5 millones”, ampliaron.

Commodities embarcados

“El incremento de la liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de trigo y cebada para exportación. Las compras ya comprometidas para esta campaña ascienden a más de 8.4 millones de toneladas de trigo, 600.000 toneladas de cebada cervecera y más de 1.3 millón de toneladas de cebada forrajera”, destacaron.

Las cámaras señalaron que la mayor parte del ingreso de las divisas en el sector “se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate”, explicaron.

“En este sector -continúa el comunicado-las comparaciones estadísticas entre distintos períodos son generalmente imprecisas o inexactas ya que la liquidación de divisas está fuertemente influida por el ciclo comercial de los granos, que depende de diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones internacionales del precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas, condiciones climáticas, feriados, medidas de fuerza sindicales, modificaciones regulatorias, barreras arancelarias y paraarancelarias del exterior, exigencias fitosanitarias o de calidad de otros países, etcétera”, concluyeron.

Dejar un comentario