fbpx

Dock Sud es históricamente uno de los principales puertos de la Argentina, líder en contenedores y con operaciones de hidrocarburos y cargas generales. Desde sus muelles se marcaron varios hitos de la actividad portuaria y marítima, en prácticamente todos los rubros: desde el bautismo de buques portacontenedores hasta las operaciones de aspas para molinos eólicos.

No obstante, su comunidad empresaria durante años operó bajo una administración pública de delegación portuaria, cuando otros puertos provinciales avanzaban en la dirección de la gestión consorciada. Los fondos generados por permisionarios y concesionarios iban derecho a La Plata, donde se decidían las inversiones en obra pública en función de distintas prioridades, pero generalmente las partidas para Dock Sud no eran proporcionales a los fondos aportados.

Con la creación del Consorcio de Gestión del Puerto Dock Sud, la posibilidad de licitar las obras urgentes, como el dragado, se simplificaron. Primero, hubo una campaña financiada con aportes de los privados. Pero ahora, la administración portuaria ya licitó una campaña integral para el dragado de adecuación del canal Sur, canal Dock Sud, dársena de inflamables, muelles A y A´ y muelle de propaneros, la primera licitación de estas características en los últimos 30 años.

Y así lo celebraron con un acto, días atrás, en el muelle público del puerto, con la imponente draga Ortelius de fondo, la más nueva de las embarcaciones del gigante belga Jan De Nul (construida en 2020), que la posicionó en tiempo récord en Buenos Aires.

Actores

Jan De Nul no ganó la licitación. La adjudicataria fue DASA (Dragados Argentinos SA). Pero el pliego exigía posicionar la draga en muelle el 22 de diciembre, y el armador argentino se encontraba trabajando en Puerto La Plata y, para no faltar al compromiso, subcontrató a Jan De Nul, que en tiempo récord trajo la draga de succión de 6000 m3 de capacidad de cántara desde Sudáfrica para cumplir con el contrato.

De acuerdo con un comunicado del Puerto, la obra demandará una inversión de 18,5 millones de dólares para profundizar y mantener los accesos a muelle para garantizar una operatoria fluida de los buques.

“Esta obra es muy importante, es la primera que se encarga desde el Consorcio y servirá para mejorar la competitividad y productividad portuaria”, señaló el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, que participó del acto junto con su par de Transporte nacional, Alexis Guerrera, y con la presidenta del Consorcio, Carla Monrabal.

La obra de dragado se emprendió desde el Consorcio, que gestionó el proceso licitatorio, realizará la obra con sus propios recursos, y solicitó de forma unificada la habilitación ambiental por todas las zonas de dragado. Esto marca una diferencia sustancial en relación a las anteriores gestiones, cuando se recurría a la figura de dragados de “emergencia” y los trabajos eran dirigidos por los privados.

Estratégico

“Acá está el Estado nacional está presente, acompañando el desarrollo portuario con una nueva etapa que ya está en proceso. El puerto de Dock Sud es estratégico para todo nuestro país, con potencial de expandirse y prestar más cantidad de servicios”, dijo Guerrera.

“Entendemos la actividad portuaria y marítima como una de las claves para el desarrollo y la producción de la Argentina, para mejorar la logística y la competitividad. De esta manera, la articulación y el trabajo continuo y coordinado entre autoridades portuarias nacionales, provinciales y los Consorcios de Gestión provinciales permitirán seguir desarrollando obras estratégicas para la infraestructura portuaria y el fortalecimiento productivo bonaerense”, agregó Guerrera.

Por su parte, Monrabal indicó que “la llegada de la draga marca un hecho histórico que nos enorgullece a todos y todas. Después de 30 años en los que no se había dragado de forma integral, hoy es el comienzo de una nueva etapa, que marcará un antes y un después para el Puerto Dock Sud. Estoy orgullosa de haber podido trabajar en conjunto con tantos organismos que colaboraron para que esto hoy sea posible”, concluyó.

La obra

Se realizará un dragado de adecuación a cota de diseño del canal Sur -desde su vinculación con el canal de acceso al Puerto Buenos Aires hasta la zona de maniobras interior (Cuatro Bocas)-, ambas bandas del muelle de Propaneros (incluyendo su vinculación con el canal Sur), el interior de la Dársena de Inflamables y la zona de maniobra y acceso a dicha dársena, los muelles A y A´, el Canal Dock Sud (primera y segunda sección).

Las obras incluyen la disposición de los sedimentos categoría C y D producto del dragado, de acuerdo a la dispuesto en la resolución 263/19 del OPDS.

El plazo máximo de las obras es de 210 días corridos y se estipuló un volumen de remoción de 1.623.000 m3 de referencia, que será luego cotejado con el relevamiento previo al dragado para determinar los excedentes o faltantes y ajustar adicionales o descuentos sobre el monto básico del contrato.