fbpx

En materia de restricciones no arancelarias, el acuerdo “preliminar” entre la Unión Europea y el Mercosur adopta y en gran medida hace suyas las disposiciones del GATT y los acuerdos anexos a los que ya nos referimos anteriormente.

En el acuerdo, bajo el título 10 “Comercio de mercancías”, el capítulo 2 específicamente se denomina “Medidas no arancelarias”, a las que le dedicamos una explicación general en la segunda entrega de este dossier especial.

El acuerdo entre la UE-Mercosur le dedica un capítulo especial a las medidas sanitarias y fitosanitarias.

Objetivos

Entre sus objetivos, se estableció la cooperación promoviendo la plena aplicación del acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias anexo al GATT de 1994, el aseguramiento de que las medidas no generen barreras injustificadas al comercio entre las partes, la reciprocidad, la cooperación técnica y científica en asuntos relativos a la aplicación de las medidas, el intercambio de información y el establecimiento de un foro a estos fines.

Se adoptan además las definiciones de la Comisión del Códex Alimentarius, de la Organización Mundial de la Salud Animal, del Convenio Internacional de Protección Fitosanitaria, y de Zonas Protegidas para Plagas Específicas Reguladas dentro del territorio de cada parte (al efecto se reconocen como tales ciertas zonas en la UE).

Los procedimientos de reconocimiento y verificación previstos en el capítulo deben aplicarse de manera transparente y sin demoras, requiriendo las informaciones indispensables para el cometido propuesto, y los costes que pudieren corresponder por tales servicios deben ser proporcionales a la prestación sin perjudicarlos en relación con los productos nacionales.

Veremos a continuación qué se aprueba como medidas de facilitación del comercio.

Importación animal

En relación con la importación de animales, sus productos o subproductos, se aprueban los respectivos establecimientos por parte del importador sin inspección previa de establecimientos en los siguientes supuestos:

  • Que la parte importadora haya reconocido el control de calidad de la parte exportadora.
  • Que la parte exportadora autorice la exportación una vez avalada por parte de los establecimientos aprobados.
  • Que la parte exportadora proporcione una lista de establecimientos aprobados garantizando que los mismos se adecuen a las medidas sanitarias de la parte importadora (respecto de las cuales la parte importadora debe aprobar en 40 días hábiles desde el pedido, o 40 días hábiles adicionales en caso de solicitar ampliaciones -con las verificaciones del caso-, o los rechazará con los fundamentos correspondientes).
  • Que la parte importadora elabore un listado de establecimientos aprobados.

Controles sanitarios y fitosanitarios

Se establece que cada parte adoptará procedimientos que no sean dilatados, y concuerdan en que cuando resulte aplicado se simplifiquen los controles y reduzcan las verificaciones de las importaciones, realizando las siguientes evaluaciones:

  • El nivel del riesgo.
  • La validación de los controles por parte de las autoridades competentes del país de exportación.
  • Las garantías brindadas por las autoridades competentes del país de exportación.
  • El ajuste a las pautas de la Organización Mundial de la Salud Animal, o de la Convención Internacional para la Protección Vegetal, o del Código Alimentario.

Los eventuales rechazos de importaciones por la parte importadora deberán realizarse por razones relevantes y justificadas que no obstruyan el flujo del comercio y notificarlo dentro de 5 días hábiles.

Aprobación de importaciones

Respecto de la simplificación en los procedimientos de aprobación de las importaciones, el Mercosur, se obliga, gradualmente, a aplicar un solo ejemplar de cuestionarios, certificados y lista de establecimientos aprobados.

Con respecto a la equivalencia, se prevé que la parte exportadora pueda requerir la determinación de equivalencia de determinadas medidas, para lo cual el Subcomité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias –que crea el acuerdo– establecerá procedimientos de reconocimiento de equivalencias sobre la base de las pautas que brinde el Comité de Medias Sanitarias y Fitosanitarias del Acuerdo anexo al GATT de 1994 en el marco de los cuales las partes implementarán consultas tendientes a lograr acuerdos.

A su vez, se establecen lineamientos generales sobre procedimientos de reconocimiento de la salud animal, de la salud vegetal y de las condiciones de las regiones libres de afecciones sanitarias y fitosanitarias, que deberán evaluarse bajo los estándares establecidos por la Organización Mundial de la Salud Animal, por el Convenio Internacional de Protección Fitosanitaria y por el Comité de Medias Sanitarias y Fitosanitarias del Acuerdo anexo al GATT de 1994.

Transparencia e información

También se establecen pautas sobre transparencia e intercambio de información.

A partir de 15 días hábiles de recibido el pedido de información, las partes deben informar acerca de los procedimientos de aprobación para la importación de un producto, requerimientos específicos para determinados productos, tipos de certificados, situación de estados de controles de plagas, estado del trámite de aprobación de un producto determinado, y relación entre la medida y las normas internacionales o basamento científico suficientemente explicado.

Las partes deben mantener publicitados las medidas requeridas y los procedimientos de autorización, así como un listado de las plagas reguladas.

Por otra parte, deberán informar sobre cualquier cambio en materia sanitaria o fitosanitaria o problemas relacionados con el desarrollo y aplicación de las medidas sanitarias o fitosanitarias que puedan afectar el comercio entre las Partes.

Notificaciones

Las notificaciones sobre riesgos significativos sobre la salud humana, animal o vegetal, o alimentos deben notificarse dentro de los 2 días hábiles de adoptarse una medida; en tanto, las no urgentes que puedan resultar una amenaza para la salud humana, animal o vegetal, deberán notificarse dentro de un plazo razonable que no ponga en riesgo el comercio entre las partes.

En todos los casos, las notificaciones deberán realizarse a las autoridades competentes de cada Parte, con las explicaciones basadas en los estándares internacionales o científicos que correspondan.

A todos los efectos de las notificaciones, las partes deberán informar un punto de contacto disponible. Se prevé un mecanismo de consultas en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias (no obstante el mecanismo de solución de controversias del acuerdo marco) que debe celebrarse dentro de los 60 días desde que la parte exportadora la promueva haciendo los mayores esfuerzos por responder con rapidez a fines de no dilatar o entorpecer el comercio.

En caso de no poder resolverse, la consulta podría ser enviada al Subcomité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias para su análisis.

Emergencias

Ante supuestos de emergencia seria de riesgo para la vida o salud humana, animal o vegetal, la parte importadora debería tomar la medida para neutralizar tal riesgo, en la medida de lo posible con notificación previa y hasta 48 horas posteriores a la adopción de la medida y contestar las medidas que requieran las partes afectadas tan pronto sea posible.

Para esta situación se establece un mecanismo de consulta de 15 días hábiles en el cual, de ser posible, se evaluará la posibilidad de reemplazar las medidas por otras que afecten menos al comercio.

Sistemas de control oficiales

El acuerdo prevé un mecanismo de Verificación de Sistemas de Controles Oficiales: en virtud del mismo, a los efectos de evaluar el nivel de exigencia de las autoridades del país de exportación y con la frecuencia que cada caso lo amerite, cada Parte tiene el derecho de verificar los mecanismos de control de la otra Parte -incluyendo en el mismo visitas a su costo, notificadas con 60 días hábiles de antelación y acordando el adecuado mecanismo de auditoría-, así como recibir información de la otra Parte relacionada con los sistemas de control y de los resultados de los controles llevados a cabo mediante tales sistemas.

Luego de la inspección, la Parte importadora notificará las conclusiones a la Parte exportadora dentro de los siguientes 60 días hábiles (salvo que se identifique un riesgo significativo, supuesto en el cual la notificación se realizará dentro de los 10 días hábiles siguientes), y luego la Parte exportadora contará con el mismo plazo para brindar sus opiniones y eventual plan de acción.

Recibidas estas conclusiones, la parte importadora realizará los comentarios finales luego de 30 días hábiles desde la recepción de aquéllas.

Medidas adoptadas

Cualquier medida que se adopte con motivo de la inspección debe guardar debida proporción entre el nivel del riesgo y un adecuado nivel de protección, sin que la misma implique una restricción encubierta al comercio.

Se promueve la cooperación y asistencia técnica multilateral bajo los estándares de la OMC para las Medidas Sanitarias y Fitosanitarias por parte de los organismos competentes de ambas partes y bajo la coordinación del Subcomité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias que crea el acuerdo.

El subcomité, integrado por las Partes, velará y monitoreará la facilitación de la implementación de este capítulo, proveerá adecuado foro de discusión, promoverá la colaboración multilateral, actualizará las autoridades de contacto, de ser necesario mediante grupos de trabajo específicos.

En un anexo al capítulo se prevé un procedimiento para el reconocimiento de zonas, compartimientos y estados de plagas, en el cual se considera la salud animal, por un lado, y la vegetal, por el otro, a los efectos de la adopción de procedimientos especiales de seguridad de salud.


El autor es abogado experto en derecho aduanero y del comercio internacional

Nota 1 de 6: Las medidas no arancelarias en el acuerdo con la Unión Europea

Nota 2 de 6: Cuáles son los distintos supuestos de restricciones al comercio contemplados

Próxima entrega: Las barreras técnicas al comercio en el acuerdo entre el Mercosur y la UE.