fbpx

El gerente general de Hamburg Süd, Jose Jardim, abogó por una mayor “colaboración” y “transparencia” en toda la cadena logística, de manera tal que se logre una reducción significativa de la “burocracia” que le resta competitividad a los flujos del comercio exterior.

Durante el webinar organizado por Lide Argentina y PR Ports, con la moderación de Rodolfo de Felipe, Jardim puntualizó además que parte de esos desafíos se lograrán de la mano de la “digitalización” de los procesos.

“Como naviera miramos toda la cadena logística. Es importante poder usar todo el calado de nuestros buques de 333 metros de eslora y 10.000 TEU de capacidad, pero también lo es la conectividad integral que vincula a la fábrica con los camiones, los trenes y el puerto”, indicó.

“En todo esto, un componente muy importante que tiene que ver con el costo y la confiabilidad en la cadena. Por eso la digitalización y herramientas como la internet de las cosas (IoT) y el blockchain justamente para mejorar toda la colaboración en la cadena: sin colaboración la logística no funciona”, advirtió.

“Como naviera miramos toda la cadena logística. Es importante poder usar todo el calado de nuestros buques de 333 metros de eslora y 10.000 TEU de capacidad, pero también lo es la conectividad integral que vincula a la fábrica con los camiones, los trenes y el puerto”

Jose JardimGerente General de Hamburg Süd para Argentina, Uruguay y Paraguay

El ejecutivo señaló que la digitalización opera sobre la disponibilidad rápida y confiable de la información. “Por eso la colaboración es importante porque estamos, literalmente, todos en el mismo barco”.

Hamburg Süd, como parte del Grupo Maersk, participa activamente del blockchain  TradeLens, una infraestructura digital de registros compartidos, que nació como iniciativa de Maersk e IBM, y fue sumando adeptos en toda la cadena –navieras y puertos, principalmente– para propender hacia un intercambio digital de documentos y procesos.

Respecto de las tendencias que visualiza el shipping, Jardim proyectó que “ya no hay grandes inversiones portuarias tipo greenfields, porque ya no veremos crecimiento futuro de 2 dígitos” en el comercio exterior.

“La situación mundial, impulsada por la pandemia y las guerras comerciales, está marcando un giro hacia el nearshoring, hacia la relocalización de las actividades productivas”, señaló, respecto del proceso de acercar las plantas a los centros de consumo.

“El flujo mundial (del comercio) va a cambiar: así, los activos que tenemos hoy, como los puertos, hay que maximizarlos y extraer la mayor productividad que se pueda. Allí es donde la tecnología y la digitalización va a ayudar”, indicó.

A su vez, reafirmó una de las pautas de negocio que más énfasis hace el grupo: el puerta a puerta en el comercio exterior.

“Como naviera, a futuro, no sólo vamos a concentrarnos en el pequeño tramo oceánico, sino también en el transporte terrestre, en el modo ferroviario, en la consolidación y desconsolidación de cargas y en el despacho aduanero”, señaló.

“Es un desafío pero también una oportunidad para crear nuevos productos para nuestros clientes que quieren menos dolores de cabeza y más cuidado en su cadena logística. Tenemos la tecnología y la innovación con TradeLens”, indicó.

Sobre el Puerto Buenos Aires, señaló: “Tenemos que tener un puerto eficiente, debe funcionar bien para las navieras y los clientes, debe ser confiable y tener pocas paradas operacionales porque un día parado cuesta entre 50 y 100 mil dólares a un buque, porque debe acelerar para no perder la ventana en el otro puerto y no hacer el “roleo” de cargas”.

“La situación mundial, impulsada por la pandemia y las guerras comerciales, está marcando un giro hacia el nearshoring, hacia la relocalización de las actividades productivas”

Jose JardimGerente General de Hamburg Süd para Argentina, Uruguay y Paraguay