fbpx

El peso del cargador en las decisiones logísticas puede estar determinado por su tamaño y por el volumen de carga que mueve.

Esta puede ser una de las explicaciones por las cuales la terminal automotriz Renault Argentina se convirtió en la primera del país en usar el tren como solución de transporte para el aprovisionamiento de piezas y partes de sus líneas de producción, cubriendo el trayecto desde Rosario a Córdoba.

Otra explicación es la constancia, o insistir en esa idea en la que todos coinciden que es la mejor, pero que necesita liderazgo en la toma de decisiones y una alianza con los actores necesarios de la cadena, todos convencidos en hacer llenar de contenido las palabras “bajar los costos logísticos” y reducir la huella de carbono a través de las mayores eficiencias que brinda el intermodalismo.

Semanas atrás, la cadena integrada por el cargador Renault-Nissan, la naviera Hamburg Süd, Terminal Puerto Rosario (TPR) y Trenes Argentinos Cargas, fueron protagonistas de este proceso.

Resultados

Los resultados “visibles”: una disminución del 25% de los costos del transporte, el reemplazo del tren por el camión en un trayecto de 420 kilómetros (la distancia entre TPR y Alta Córdoba), el uso del camión en apenas 35 kilómetros en toda la cadena de suministro (la distancia entre la estación ferroviaria de Alta Córdoba y la planta de Renault, en Santa Isabel) y la disminución de un 98% en las emisiones de dióxido de carbono (Co2).

Los que no se ven son las externalidades positivas: desde el cambio cultural de salir de una zona de confort hasta la posibilidad de que la región Centro cuente, no sólo con un posicionamiento de contenedores para exportar, sino que lleguen a un menor costo.

Renault Argentina hace varios años que apuesta al puerto de Rosario como punto estratégico para la llegada de sus contenedores”, señaló Tilman Grunau, quien comanda el área de Supply Chain Performance de la automotriz que tiene su planta de producción en Santa Isabel Córdoba.

“En 2018 sumamos el volumen de Nissan y hoy el 70% del volumen total de contenedores se hace por este puerto”, indicó Grunau, en relación a la llegada de insumos importados directamente a TPR. Esto, gracias a servicios marítimos directos como el que provee Hamburg Süd en conexión con puertos de Brasil.

La operación

Alejandro López, gerente de Operaciones y logística intermodal de Hamburg Süd, la naviera de origen alemán que ahora integra el Grupo Maersk, manifestó que para Hamburg Süd “esta operación es importante para el desarrollo intermodal tanto de Córdoba como del interior del país”.

Justamente, la trascendencia excede la operatoria de Renault, porque este servicio “nos permite (a Hamburg Süd) posicionar contenedores y poder así promover exportaciones desde la zona central del país”, añadió López.

“Para nosotros es un ejemplo de integración de todos los actores de la cadena logística”, indicó Esteban Baquedano, gerente comercial de TPR, tras agregar: “Nuestra aspiración es ser una solución logística sustentable, y este es un claro ejemplo de ello”.

En tanto, María Florencia Odetti, ejecutiva de Renault, destacó que “el trabajo mancomunado de Renault-Nissan con los socios estratégicos Belgrano Cargas, TPR y Hamburg Süd nos permitió llevar adelante este proyecto con un impacto económico que se manifestó en un ahorro del 25% del costo de transporte de las autopartes desde el puerto a la planta”.

“Un detalle no menor –continuó Odetti– es que este proyecto permite reimpulsar el ferrocarril como medio de transporte productivo de nuestro país”, permitiendo así reducir el tráfico del tránsito pesado por las calles, rutas y autopistas que vinculan a Rosario y Córdoba, y de tal manera, minimizando el riesgo de accidentes.

Economía sustentable

Junto con la economía del transporte, hay una economía de la sustentabilidad, ligada al cuidado del medio ambiente durante la actividad de la cadena logística. Allí es donde la funcionalidad del tren mejor se expresa en comparación con el modo que sustituye en un tramo largo, pero complementa en el todo.

Guido Camiolo, coordinador de contenedores en Belgrano Cargas y Logística, destacó justamente la “disminución del impacto ambiental con este primer proyecto de autopartes (por tren) desde Rosario a Alta Córdoba”. La reducción de gases contaminantes en un 98% se expresa en 870 kilos menos de CO2 emitidos al ambiente por cada contenedor operado.

“Esta es la continuación de un tráfico que llevamos desde hace 3 años”, agregó Camiolo, al subrayar la importancia del largo plazo en soluciones logísticas de estas características.

Así, los contenedores con autopartes se consolidan en TPR, se suben al ramal Belgrano de Trenes Argentinos Cargas y recorren 421 kilómetros desde la terminal hasta Alta Córdoba. Recién ahí transbordan a un camión, sólo para recorrer los 35 kilómetros que separan la estación ferroviaria de la planta automotriz de Santa Isabel.

2 comentarios

  • Hector Carlos Vergnaud dice:

    Me alegra leer esta noticia, por el ejemplo que le da a la industria nacional.

  • Adrian Alvarez dice:

    Hace más de dos años ,cuando prepare mi Tesis la cual la realice para el transporte de autopartes desde TPR hasta Córdoba a las automotrices
    Considere el Tren , pero me decido por el Bitren ya que agilizaba los tiempos y disminuye en un mayor porcentaje todos los análisis presentados en el uso del Tren
    Si alguno desea ver mi Tesis la cual me tomo dos años de investigación
    Con mucho placer les daré una presentación personalmente
    Saludos

Dejar un comentario