fbpx

El comercio con Brasil volvió a ser deficitario en abril (US$ 73 millones) y por segundo mes consecutivo las importaciones (US$ 897 millones) superaron las exportaciones argentinas (US$ 825 millones).

Así lo revelan las cifras preliminares relevadas por Brasil y citadas en sendos informes por las consultoras Abeceb y Ecolatina.

“El resultado de abril implica un deterioro de US$ 139 millones con respecto al registro en igual mes de 2020 (+US$ 66 millones). Por su parte, el intercambio comercial (exportaciones + importaciones) mejoró US$ 702 millones (+68,8%) en el cuarto mes del año, pasando de 1020 millones a 1722 millones de dólares, lo que refleja un fuerte efecto base de comparación tras la irrupción total de la pandemia en ambos países en abril de 2020”, indicó Abeceb.  

“Luego de más de dos años en franco deterioro, el flujo del comercio de bienes con Brasil volvió a ubicarse en terreno positivo desde comienzos de este año. La pandemia afectó gravemente al comercio global y, a medida que se vislumbra su salida, las ventas internacionales van recuperando el terreno perdido. A lo largo abril, pese a que se mantuvo en el pico de contagios (en ningún momento del mes bajo del millón de casos activos), nuestro principal socio registró un alza del 41% interanual de sus compras del exterior, señal de que su economía goza de una buena salud y, no menor, una baja base de comparación (la caída en abril de 2020 había sido de 16% interanual)”, advirtió por su parte Ecolatina.

Saldo comercial en millones de dólares. Fuente: Ecolatina

En los primeros cuatro meses del año el saldo negativo para la Argentina asciende a US$ 54 millones “en un contexto en que el intercambio comercial bilateral aumentó”, señaló Abeceb, tras explicar que el incremento del comercio bilateral en enero-abril de 2021 creció un 27,7%, al sumar US$ 6957 millones (respecto de los US$ 5450 millones del mismo período de 2020).

Las exportaciones argentinas aumentaron casi 52% interanual en abril “mostrando una fuerte aceleración con respecto a los primeros tres meses del año inducido por el efecto base de comparación mencionado. De esta forma, las exportaciones hacia Brasil acumulan cuatro meses de aumentos interanuales consecutivos y una expansión del 22,9% interanual durante el período enero-abril 2021″, sostuvo Abeceb.

Vehículos de carga y pasajeros traccionaron el crecimiento exportador con ventas por 111 y 89 millones de dólares, respectivamente, seguidos por las partes y accesorios de vehículos, y motores.

Es importante destacar que, durante el período enero-abril de 2021, las exportaciones de energía eléctrica (especialmente de enero y febrero) explicaron gran parte del buen dinamismo de las ventas externas agregadas a Brasil ya que estas se incrementaron US$ 466 millones (tras nulos registros en el primer cuatrimestre de 2020), cuando las exportaciones totales aumentaron US$ 643 millones. Es decir que, si se excluye a este rubro, las exportaciones a Brasil aumentaron un 6,3% en vez del 22,9% mencionado”, aclaró Abeceb.

Porcentaje de participación en el mercado brasileño. Fuente: Ecolatina

Ecolatina, por su parte, advirtió que las exportaciones argentinas “todavía se encuentran un 10% por debajo del nivel de abril de 2019 (US$ 920 millones). En tanto, las importaciones argentinas provenientes desde Brasil saltaron un 88% interanual, rozando los US$ 900 millones, y se ubican levemente por debajo a las del 2019 (US$ 930 millones)”.

Las exportaciones argentinas a Brasil acumulan un alza del 23% en el primer cuatrimestre. Las importaciones argentinas de productos brasileños avanzaron, en tanto, un 33% en el mismo

“La recuperación de las exportaciones e importaciones sigue mostrando la mejora de ambas economías, algo esperable y lógico, luego del cierre total que se observaba a esta altura del año pasado. Además, a pesar de estar en mínimos históricos, la participación de los productos argentinos en el mercado brasileño está recuperando terreno: tras promediar el 5% de los ingresos al país en el primer cuatrimestre del año pasado, se ubicaron en 5,4% en el mismo período de 2021. Esto indica que la demanda por productos argentinos está traccionando las compras, ubicándose por encima de otros proveedores. Si bien estamos lejos de la media de los últimos diez años (6,5%) el rebote es un buen síntoma”, reflexionó la consultora Ecolatina.

Exportaciones de abril

825
Millones

Importaciones de abril

897
Millones

En un contexto donde Brasil fue el principal socio comercial de Argentina en los últimos ocho meses –amplió Abeceb– estimamos para este año una profundización del déficit comercial a US$ 1852 millones tras haber registrado uno de US$ 729 millones en 2020. Esto sería producto de un mayor dinamismo en las importaciones (42,3%) que en las exportaciones (32,1%)”.

Para esta última consultora, las exportaciones del sector automotriz crecerán un 47% en 2021, y las MOI un 25%, “mientras que en los cereales el incremento sería menor, en torno al 9%. De esta forma, las exportaciones totales alcanzarían los niveles pre-pandemia al ubicarse en US$ 10.509 millones (contra los 10.386 millones de dólares de 2019)”, proyectó Abeceb.

Por el lado de las importaciones, también el dinamismo vendrá por el lado de los vehículos y autopartes con una expansión del 63%. “En este sentido, las importaciones totales se ubicarían un 22% por encima de los niveles pre-pandemia al totalizar los US$ 12.361 millones (en comparación a los US$ 10.159 millones de 2019)”, estimó.

Proyección de exportaciones 2021

10509
Millones

Proyección de importaciones 2021

12361
Millones

Así, el comercio bilateral aumentaría un 37%, hasta los US$ 22.866 millones. “En niveles, se ubicaría un 11% por encima de 2019, pero un 16% por debajo de 2017”, concluyó Ecolatina.

“Preocupa que, a pesar del buen ritmo de nuestras ventas, nuestras compras se ubiquen en un nivel superior, provocando un déficit neto de divisas. Si esta dinámica se agravara, podría limitar el crecimiento de la actividad económica local (tanto si se corrigiera el desbalance por precios -devaluando-, como si se lo encarara por cantidades -endureciendo el cepo a las importaciones-)”, subrayó Ecolatina.

“Esperamos que en 2021 nuestras exportaciones a Brasil se incrementen alrededor de 15%, debido a que la industria liderará la recuperación de la economía brasileña (de acuerdo con el consenso de mercado, crecería 5% este año, por encima del 3% al que crecería el promedio de la economía). El impulso de Brasil, más la suba de los precios de las commodities, aportarían reservas fundamentales para surfear tensiones cambiarias en el período pre-electoral. Aprovechar esta “benevolencia externa” al máximo dependerá de que no se atrase en demasía el tipo de cambio, desincentivando las ventas, y de que las restricciones a las compras externas no se profundicen, limitando las mejoras de productividad”, puntualizó esta última consultora.