En medio del pesimismo generalizado por el encadenamiento de crisis (guerra comercial, pandemia y conflicto en Ucrania, en el podio), el comercio internacional de bienes creció 10% sobre los niveles anteriores a la irrupción del Covid-19, y todo indica que no obstante la invasión de Rusia a Ucrania, este año y el próximo, el comercio crecerá más rápido que en la década anterior.

Los datos surgen del último Trade Growth Atlas de DHL, que la NYU Stern School of Business elaboró para el grupo logístico alemán.

El informe, que abarca 173 países, mapea las tendencias y perspectivas más importantes del comercio mundial de bienes, entre ellas, el surgimiento de nuevos líderes del sector en el sudeste y el sur de Asia, la aceleración exponencial de las exportaciones del África subsahariana, y el destacado papel que Vietnam, India y Filipinas tendrán hasta 2026 gracias al ritmo y escala de su crecimiento comercial.

El Trade Growth Atlas de DHL examina las tendencias de crecimiento del comercio mundial, los cambios geográficos, la combinación de productos comercializados y cambios más amplios en el entorno empresarial.

En el trabajo se analiza el comercio de productos en todo el mundo, por regiones, para las economías avanzadas frente a las emergentes, y entre 173 países (concentran más del 99% del comercio, el PBI y la población mundiales).

Oportunidades para todos

“Hemos tratado de desgranar los datos más importantes sobre el estado y la trayectoria del comercio mundial y darles vida en mapas, gráficos y otros contenidos visuales. Los resultados muestran cómo todavía existen grandes oportunidades de crecimiento del comercio tanto en economías avanzadas como emergentes, y en regiones de todo el mundo. El panorama comercial está cambiando y plantea nuevos desafíos, pero este informe refuta rotundamente las predicciones de un gran repliegue del comercio mundial”, dijo Steve Altman, Investigador Senior y Director de la Iniciativa de DHL sobre Globalización, que se desarrolla en el Center for the Future of Management (Stern School of Business, New York University).

El Trade Growth Atlas de DHL complementa la serie del Índice de Conectividad Global de DHL. Mientras que este informe ofrece en particular una visión a fondo del comercio mundial de bienes, el Índice de Conectividad Global de DHL, publicado periódicamente desde 2011, analiza el fenómeno más amplio de la globalización, basándose en el comercio de productos y servicios, así como en los flujos mundiales de capital, personas e información.

Puntos principales

Entre las principales conclusiones del Trade Growth Atlas de DHL, figuran:

  • Menos malo. La pandemia de Covid-19 no ha sido el enorme revés para el comercio mundial que muchos anticipaban: el comercio internacional de mercancías aumentó hasta un 10% en comparación con los niveles anteriores a la pandemia, incluso frente a los considerables cuellos de botella en el suministro que restringieron un mayor crecimiento.
  • Positivo. Las perspectivas de crecimiento futuro del comercio siguen siendo sorprendentemente positivas: debido a la guerra en Ucrania, las previsiones de crecimiento del comercio se redujeron, pero todavía se prevé que crezca a un ritmo ligeramente más rápido en 2022 y 2023 que en la década anterior.
  • E-commerce. Las ventas del comercio electrónico experimentaron un boom durante la pandemia y las estimaciones indican que esa tendencia se mantendrá en el comercio electrónico transfronterizo.
  • Nuevos protagonistas. Se identifican nuevos focos de crecimiento del comercio en el sudeste y el sur del continente asiático, y se estima que el crecimiento comercial se acelere de manera exponencial en el África subsahariana.
  • China. El crecimiento del comercio se extiende a través de una variedad más amplia de países: China representó una cuarta parte del crecimiento del comercio en los últimos años y se pronostica que seguirá teniendo el mayor crecimiento, pero es probable que su porcentaje se reduzca.
  • Protagonistas. Vietnam, India y Filipinas se destacan por el ritmo y la escala del crecimiento comercial proyectado hasta 2026. Esos países tienen potencial para beneficiarse de los esfuerzos de muchas empresas por diversificar las estrategias de producción y abastecimiento centradas en China.
  • Emergentes. Si bien las economías emergentes aumentaron su participación en el comercio mundial del 24 al 40% entre 2000 y 2012 (con la mitad del aumento impulsado sólo por China), esas proporciones apenas cambiaron en la última década. Sin embargo, las economías emergentes siguen progresando a gran velocidad en cuanto a conectividad, innovación y compañías líderes. De hecho se están convirtiendo en los más importantes exportadores de sofisticados productos manufacturados, y compiten cada vez más no sólo por los bajos costos, sino también por la innovación y la calidad.

Argentina

A continuación, los datos de la Argentina que recopila el informe:

Principales destinos de exportación e importación

Principales productos exportados e importados


Imágenes: DHL