fbpx

Con la firma de la resolución 211/21, el ministro de Transporte Alexis Guerrera decidió negar la prórroga a las tres concesiones de operadores ferroviarios de cargas –Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca– y le devuelve la administración de los ramales al Estado.

Los operadores habían presentado su intención de continuar con los contratos, pero el Gobierno rechazó el pedido. Los concesionarios deberán continuar hasta el fin de sus contratos y realizar el inventario correspondiente para devolver al Estado los activos necesarios para la operación.

La prestación de los servicios pasará a manos de la sociedad Belgrano Cargas y Logística, mientras que la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) se hará cargo de los bienes y la administración y la infraestructura ferroviaria de las tres empresas.

Sistema abierto

Asimismo, hasta que se termine de instrumentar el modo “open access” (que permite la operación abierta en la red ferroviaria nacional), Belgrano Cargas y Logística podrá invitar a los interesados a inscribirse en el Registro de Operadores de Carga. La ADIF y Belgrano Cargas y Logística determinarán el canon que deberán abonar por el uso de las vías durante la transición al sistema abierto definitivo, de acuerdo con los términos de la ley 27.132 y el decreto reglamentario 1027/18.

Respecto de los trabajadores, se garantiza su continuidad laboral a quienes “presten servicio en la gestión de los sistemas de control de la circulación de trenes y el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria de las concesiones”.

“A tal fin, deberán respetarse las condiciones laborales, las remuneraciones, categorías laborales, antigüedad y demás derechos adquiridos reconocidos por las leyes laborales y de la seguridad social, convenios colectivos y demás normativa vigente”, indica la resolución.

Igual tratamiento se aplicará al resto de los trabajadores que a la fecha de la presente medida presten servicio en las referidas concesiones, ante el eventual caso que no se celebren acuerdos de operación con operadores en los servicios ferroviarios de las respectivas concesiones, una vez operado el vencimiento del plazo de concesión de cada una de ellas.