fbpx

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, celebró una nueva reunión con los referentes de la marina mercante argentina para analizar acciones posibles ante la decisión unilateral comunicada por Brasil de no renovar el acuerdo de transporte bilateral a partir de febrero de 2022.

El embajador Neme recibió en la Cancillería a los representantes del sector armatorial argentino agrupados en Semarbra (Servicio de Transporte Marítimo Argentina-Brasil), la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA) y la Cámara Naviera Argentina (CNA).

El diplomático encabeza los esfuerzos oficiales para visualizar alternativas de reactivación de la marina mercante argentina, y lidera la convocatoria a otras áreas del Estado para relevar los factores que anulan la competitividad de los transportistas argentinos. Para tal fin, armó una mesa de trabajo para recibir y elaborar propuestas para acercar la marina mercante a los sectores exportadores e importadores del país.

Neme convocó al subsecretario de Promoción de Comercio e Inversiones, Pablo Enrique Sivori, quien presidió esta última reunión, junto con su jefa de Gabinete, la ministra Romina Bocache. Asimismo, asistieron Mauro Álvarez (Subsecretaría de Industria), Exequiel del Valle (Ministerio de Transporte), y funcionarios de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante.

Problemática multicausal

“Los armadores expresaron la problemática multicausal y sistémica que afecta al desarrollo sustentable de la marina mercante. La FENA y la CNA elevaron propuestas para lograr la  competitividad de la bandera argentina, como la reglamentación de la ley 27.419 (de Marina Mercante) y su complementación para fomentar el tráfico en la Hidrovía Paraguay Paraná y el marítimo internacional. Asimismo se planteó la necesidad de adoptar medidas para eliminar deficiencias administrativas”, informaron fuentes que participaron de la reunión.

Como resultado del encuentro, el subsecretario de Promoción de Comercio e Inversiones propuso continuar trabajando en dos ámbitos para resolver la problemática del sector. La primera y más urgente consiste en una mesa específica para coordinar con los armadores una agenda de trabajo en relación con el transporte marítimo con Brasil; la segunda, una mesa integral conformada por Cancillería, Transporte, la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, y los ministerios de Desarrollo Productivo, de Economía y de Trabajo.

El objetivo último de esta última mesa transversal al máximo nivel gubernamental es “dotar al pabellón argentino de competitividad”.