El Gobierno nacional informó sobre una nueva desregulación en materia de comercio exterior al derogar siete resoluciones que desalentaban la importación de insumos para diversos procesos productivos.

La decisión la tomó el secretario de Industria y Comercio, Pablo Lavigne, a través de la resolución 108/2024, en línea con el mandato de reducir la burocracia y los trámites que suman tiempos y costos a la operatoria.

En rigor, la norma elimina al menos 7 documentos y procesos que se exigía para una serie de industrias y que se conocen como reglamentos técnicos, que establecían requisitos obligatorios en materia de calidad, seguridad, diseño, proceso de producción e identificación de productos. 

De acuerdo con el relevamiento de Industria y Comercio, los reglamentos técnicos derogados implicaban una carga administrativa excesiva que funcionaban más como barreras pararancelarias que como un resguardo de seguridad y salud para los consumidores. 

Ahorros

De esta manera, y en pos de agilizar el abastecimiento de insumos productivos y mejorar la oferta para los consumidores, se procedió a derogar, por ejemplo, reglamentos técnicos en productos gráficos que afectaban la producción de impresos como libros o manuales, lo que redundará en un ahorro por trámite de certificación de más de 2500 dólares.

Desde Industria explicaron que este reglamento, que data de 2010, exigía certificar la ausencia de plomo en la tinta en los insumos por ingresar, cuando la industria ya no trabaja con este producto de acuerdo con los estándares internacionales. 

También se eliminó el reglamento técnico al papel envasado que obligaba a certificar desde grosor a la opacidad y gramaje, mediante auditorías en plantas por parte de los organismos de certificación. 

El resto de las medidas abarca a útiles escolares, etiquetado de eficiencia energética en balastos; tubos flexibles de aluminio; tintas, lacas y barnices; y sanitarios.