fbpx

APM Terminals, la división del Grupo Maersk que opera terminales de contenedores y controla en Puerto Buenos Aires a Terminal 4, rechazó rotundamente el comunicado emitido por los gremios portuarios. 

La empresa decidió salir al cruce de “la serie de acciones y notificaciones falsas, injuriantes y tendenciosas que dicha entidad (por Fempinra) viene impulsando”.

“La Fempinra miente y desinforma cuando busca responsabilizar a nuestra empresa de los posibles despidos de 800 trabajadores de TRP (Terminales Río de la Plata) en el supuesto caso que esta compañía, que gozó de una situación de liderazgo en el Puerto de Buenos Aires durante más de una década, decidiera ante el vencimiento y no renovación de un contrato comercial de un servicio puntual, retirarse del Puerto y despedir a sus trabajadores”, subrayó APM Terminals.

Al respecto, manifestó que “en su supuesta defensa de los trabajadores de TRP y en sus reiterados pedidos de proscribir o condicionar la continuidad de APM Terminal 4 en el Puerto de Buenos Aires discrimina de manera evidente a los más de 600 trabajadores de nuestra terminal a quienes pondría en riesgo de manera indolente e irresponsable”.

Compromiso ignorado

La terminal a la que los gremios responsabilizan del eventual vaciamiento operativo de TRP destacó que la federación sindical “ignora y desoye el compromiso reiterado en más de una oportunidad de nuestra compañía, de garantizar todas las fuentes de trabajo asociadas con el servicio que se mudará a nuestra terminal, a partir del 15 de mayo”, día en que vencen las concesiones y que coincide con la mudanza del servicio Samba, operador por Maersk, desde TRP a Terminal 4.

“Tergiversa y falsea la realidad (Fempinra) cuando busca instalar una situación inexistente de “monopolio” o de supuesta concentración de mercado cuando a la fecha nuestra terminal sólo opera alrededor del 15% de la carga de contenedores y con la incorporación del nuevo servicio seguiría muy lejos de contar con una posición dominante”, argumentó.

“Queda a la vista –concluyen– que buscan influir y manipular a las autoridades competentes en defensa de intereses particulares, que lejos están de representar a los trabajadores en su conjunto y mucho más lejos se encuentran aún de un verdadero compromiso para garantizar la continuidad y el nivel de actividad del Puerto de Buenos Aires”.

2 comentarios

Dejar un comentario