Las tecnologías verdes garantizan un desarrollo sustentable e inclusivo y el desafío de la energía renovable no es el costo, sino la flexibilidad de contar con ella en el momento preciso.

En este contexto, el hidrógeno verde –que se genera a partir de electricidad procedente de energías renovables– se ha convertido en una de las fuentes de energía limpia de mayor crecimiento e importancia para combatir el cambio climático. 

Es una transición energética necesaria y representa para la Argentina una ventaja competitiva para convertirse en productor de hidrógeno, no sólo para profundizar su transición energética sino también para generar divisas a través de la exportación. De allí la importancia de que los productores nacionales se preparen correctamente y asuman su papel ante las nuevas posibilidades de comercio que ofrece esta nueva fuente ilimitada de energía.  

El hidrógeno verde denota una gran ocasión para crear empleos y desarrollar proveedores competitivos en un nuevo mercado en donde hay muy poca oferta para una gran demanda. También presenta otras ventajas: puede ser almacenado y transportado, es 100% sostenible ya que no emite gases contaminantes ni durante la combustión ni durante su proceso de producción y puede ser utilizado en la industria automotriz, en el transporte marítimo y en el aéreo.

Desafíos

La exportación del hidrógeno verde abre un sinfín de desafíos para el desarrollo de la economía argentina cuyo potencial ocupa una posición de liderazgo en una industria estratégica y emergente, cada vez más competitiva en el escenario mundial. Este país cuenta con capacidades distintivas, recursos naturales estratégicos, energías limpias que el mundo necesita, industrias, ciencia y tecnología, y economía del conocimiento.

En la Cámara Argentino Croata de Industria y Comercio trabajamos en promover, apoyar y facilitar las relaciones de las comunidades empresariales argentinas y croatas. De hecho este año celebramos el 30° aniversario de la institución, que con mucho orgullo presido desde 2019. Somos parte activa de la historia de las relaciones comerciales entre Argentina y Croacia y nuestras rondas de negocios son pilares fundamentales para mantener el desarrollo constante y estable de sus economías de cara al futuro.  

El papel clave que el sector exterior ejerce, conduce a seguir delineando e implementando un espacio de construcción a través de una estrategia de inserción en el comercio internacional, con un alcance a largo plazo. En un ámbito adecuado para explorar y crear negocios, el poder trabajar junto a otros países articulando alianzas internacionales y acuerdos de cooperación, sin duda transforma lo potencial en realidad.


El autor es presidente de la Cámara Argentino Croata de Industria y Comercio