fbpx

La pandemia fue a la logística lo que Guillermo Moreno a las importaciones en la Argentina.

“Las personas se dieron cuenta de cuánto dependían de la logística. Mis abuelos y mis padres querían saber cómo funcionaba la logística. Cuando te quedás sin tomates o papel higiénico, te das cuenta de lo que significa. El nuevo contexto dio un fuerte impulso a la digitalización”, dijo Julia Arlinghaus.

La titular de la cátedra de Sistemas de Producción y Automatización en la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad Otto-von-Guericke, en Magdeburg (Alemania), fue una de las disertantes de la Cumbre Digital myDHLi, organizada por DHL Global Forwarding, Freight (la empresa especialista en carga aérea y marítima de Deutsche Post DHL Group) para hablar sobre el impacto de la digitalización en la logística y la experiencia de los clientes.

Además de Arlinghaus, el encuentro que se realizó en el DHL Innovation Center en Troisdorf (Alemania), contó con la participación de Frauke Heistermann, co fundadora y gerente de Axit.capital, una empresa de capital de riesgo que invierte en soluciones logísticas innovadoras y start ups centradas en digitalización; Kevin Jackson, consultor y tecnólogo; y Thomas Grunau, Responsable global de la estrategia de negocio y digitalización de DHL Global Forwarding y Freight.

El empujón

A lo largo de la charla que moderó la periodista Mariana Evenstein, los invitados analizaron los diversos impactos de la tecnología en el negocio.

Arlinghaus habló sobre el interés que la pandemia despertó sobre la logística y destacó el impulso que la situación dio a la digitalización de los centros de distribución (citando como ejemplo la identificación sin contacto), y la manera en la que se incrementó el uso de documentación digital.

Así como la política de restricción de importaciones que aplicó el secretario de Comercio Interior de Argentina entre 2006 y 2013 instaló el tema al tope de la agenda mediática, hizo que los ciudadanos comprendieran el impacto del comercio en sus vidas cotidianas y empezaran a interesarse por cuestiones que hasta entonces debatían sólo los especialistas, la interrupción de las cadenas de abastecimiento provocadas por el Covid, popularizaron a la logística.

Era digital

“Llevó un tiempo hasta que la logística se dio cuenta de que la digitalización es imprescindible. Muchas empresas se quedaron esperando a ver qué hacían los demás, pero eso ya no es una opción en la era digital”, dijo Heistermann quien describió la actual situación del sector como híbrida.

DHL organizó la Cumbre Digital myDHLi, para analizar el impacto de la digitalización en la logística y la experiencia de los clientes.

“Hay algunos proveedores que han entendido que tienen que transformarse, cambiar de cultura e impulsar la innovación. Pero también se ven muchas empresas en las que la digitalización todavía no es un tema. Y creo que hoy debe ser un tema central”, advirtió.

Jackson comentó que durante el último año muchos experimentaron “un despertar” respecto de la tecnología en general.

“El hecho de no poder compartir una sala hizo que tuviéramos que fiarnos de la tecnología para comunicarnos. Las empresas a nivel global tuvieron que encontrar la manera de crear o recrear sus procesos de negocios empleando esta tecnología”, describió.

La energía de las startups

Cuando le preguntaron si el cambio tecnológico se daba desde dentro del sector o era fruto del empuje/presión de sectores externos como los usuarios, por ejemplo, Grunau contó que a partir de 2012 empezaron a aparecer startups de logística que jugaron un papel muy importante de modo que los grandes operadores del sector se dieron cuenta de que tenían que cambiar y subirse a ese tren digital.

“Si miramos el negocio de global forwarding freight, hay enormes cadenas de suministro y el Covid fue un gran desafío. Vimos cuán importante era asegurar que las cadenas de suministro siguieran funcionando. Pero hay que decir que la transformación digital había empezado hace algunos años, de lo contario no hubiéramos sido capaces de apoyar la continuidad de los negocios de nuestros clientes en este tiempo”, explicó.

A la hora de enumerar las “condiciones clave” para una logística competitiva, los expertos mencionaron el aprendizaje continuo.

Respecto del aporte de la tecnología, coincidieron en que la digitalización aporta transparencia y fiabilidad a la operación, factores que cada día se volverán más relevantes y demandados.

“Al cliente no le interesa la tecnología, sino la solución. Lo primero que deben hacer las empresas es aprender a escuchar al cliente para entender qué es lo que necesita. Una de las claves es colaborar con esos socios, intercambiar datos y no mantenerse aferrados a los antiguos modos. La apertura a compartir datos es absolutamente imprescindible”, dijo Heistermann.

Primer aniversario

La Cumbre Digital se realizó el día en el que la plataforma myDHLi cumplía un año.

Esta semana, el grupo alemán anunció nuevas prestaciones para la herramienta que en la actualidad utilizan alrededor de 3000 clientes en el mundo.

Informaron que en el primer trimestre de 2021 se registró un aumento de 56% en las reservas y ventas online comparado con el mismo período de 2020, y que la disponibilidad de la plataforma se extendió de 7 a 62 países.

La herramienta desarrollada por DHL permite a los clientes desde cotizar a seguir en tiempo real el envío, y obtener y compartir reportes, entre otras funciones.

Entre las mejoras que incorporó la plataforma figura una opción que permite “guardar y editar” todos los datos, y servicios como “Los Informes myDHLi”, que aumentan la transparencia de los envíos. Además, por primera vez, la plataforma está disponible para los clientes de transporte de carga terrestre, que comenzó su implementación en Turquía.

En Argentina

La plataforma de DHL está disponible en la Argentina. Aquí la utilizan hasta ahora alrededor de 90 clientes, dijo a Trade News Alejandro Bachs, Director Comercial para América del Sur de DHL Global Forwarding.

“Lo que más valora el cliente es la reducción de complejidad, la agilidad, la disponibilidad 24/7, y lo fácil que es manejar la herramienta. Hay muchos clientes a los que les gusta el tema visual, el hecho de poder ingresar, ver un mapa y saber dónde está en ese momento su contenedor. Pero tenemos clientes de todas las generaciones y edades, y cada uno tiene intereses diferentes. Así como a los de la vieja escuela les encanta ver el mapa,  a los más jóvenes les resulta atractivo la actualización en tiempo real y poder compartir esa información”, explicó Bachs.

Luego señaló que otro de los recursos que es muy valorado es el Analytics, que permite acceder a diferentes informaciones, como los volúmenes transportados o los gastos en un determinado período, que además se pueden observar con gráficas comparativas.

Bachs explicó que myDHLi es un sistema gratuito porque su principal objetivo es mejorar la experiencia del cliente.

“Simplifica el trabajo, reduce la necesidad de tener gente asignada al control del embarque y la elaboración de reportes. Es una herramienta integral que permite desde cotizar hasta coordinar el embarque, hacer el seguimiento y obtener reportes. Cubre toda la cadena del proceso, además de que también se pueden gestionar alertas a medida: cada usuario elige en qué etapas del proceso quiere recibir información detallada, y cuándo”, concluyó el Director Comercial para América del Sur de DHL Global Forwarding.