fbpx

En su informe de mayo, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en inglés) estima que la producción global de granos para el ciclo 2020/2021 será de 363 millones de toneladas, lo que representa un aumento del 8%.

Por el lado del consumo, se espera que alcance las 361 millones de toneladas (+4% de aumento) para período 2020/2021. De esta manera, de no no mediar inconvenientes climáticos o ruidos geopolíticos, estaríamos en presencia de un mercado de soja con flujos equilibrados. Si bien China representa un 31% del consumo mundial de soja, es posible que juegue un papel importante en el aumento con una participación del 55% sobre el incremento proyectado.

Respecto del comercio exterior, el USDA estima que las exportaciones de soja podrían crecer un 5% hasta alcanzar las 162 millones de toneladas. Dados los stocks iniciales, se estima una proyección de stock final de 98 millones de toneladas, con lo cual no se vislumbran factores alcistas que puedan generar incentivos a un aumento de la producción local. 

Brasil y la Argentina

Alentado por la devalaución de más del 30% del real, Brasil aumentaría el área sembrada en un 4% según el USDA, hasta las 38 millones de hectáreas, con una cosecha proyectada de 131 millones de toneladas. 

En tanto, para la Argentina, el Mercado a Término (MATBA) marca una cotización de US$ 214 la tonelada para la posición mayo 2021. Un valor que complicaría los márgenes para productores en campos arrendados, deprimiendo los valores de los alquileres o, paradójicamente, favoreciendo aún más la concentración de la producción. 

Para saber qué esperar en cuanto a intención de siembra en el país, inversión de tecnología por hectárea y acceso al financiamiento por parte de los productores será clave conocer la política agropecuaria que lleve adelante el Gobierno nacional. Luego, el productor deberá analizar qué puede pasar con el tipo de cambio oficial así como el régimen de retenciones a la exportación. 

Estimamos que en la próxima campaña gruesa argentina se dará el siguiente escenario:

  • Continuará un tipo de cambio desfavorable para las exportaciones, es decir, con deslizamiento por debajo de la tasa de inflación esperada y finalmente materializada.  
  • Continuidad o leve aumento de la tasa de retenciones a las exportaciones bajo pretexto de “carácter solidario”.
  • Crecientes exigencias en términos de plazos de liquidación de exportaciones.
  • Mantenimiento de la superficie a sembrar en torno a las 17 millones de hectáreas (misma estimación que realiza el USDA), pero con menor inversión por hectárea, lo que podría dejar los rindes en zona de 30 qq/ha o menos, dependiendo del clima, para una cosecha proyectada de 53 millones de toneladas. 
  • Deterioro en la rentabilidad de productores por crecientes costos locales.
  • Mayores costos por el impacto de la bajante del sistema de navegación troncal por donde salen las exportaciones agroindustriales.

El escenario anterior sólo se vería modificado por eventos climáticos de magnitud o aumento de tensiones geopolíticas ante la inminente campaña presidencial en Estados Unidos, en la que entendemos que el Presidente Trump, quien insiste en achacarle a China la pandemia del COVID-19, irá por la reelección y ganará. 

El sector de maquinaria agrícola podría verse favorecido en algo, porque ofrece la posibilidad de mantener el capital invertido en dólares estadounidenses, beneficiado por el tipo de cambio oficial y líneas productivas que puedan ofrecerse para equipos y partes fabricados localmente. 

En cambio, debido a la caída de la demanda de combustibles y a crecientes medidas proteccionistas, creemos que se mantendrá complicado el sector del biodiesel con el consecuente impacto para todos los participantes de esa cadena, lo que podría generar algún excedente de poroto para exportación y menor actividad en plantas industriales.


El autor es director independiente en empresas, asesora a CEO en materia de estrategia y a Gobiernos en el diseño e implementación de políticas públicas. Fue director en PwC, analista sectorial de la consultora Economía y Regiones, especialista en reestructuración de préstamos y gestión de empresas en crisis y analista del sistema financiero en el BCRA

Contacto: maximiliano@tradenews.com.ar

Dejar un comentario