fbpx

En medio de la histórica bajante que afecta al río Paraná, que provocó una pérdida de casi 3 pies de profundidad en la hidrovía, limitando la capacidad de carga de los buques, provocando demoras y complicaciones en la navegación regular en el Río Paraná, el Puerto de Santa Fe se encuentra realizando obras de infraestructura de adecuación de acceso a su terminal.

El Puerto de Santa Fe está conectado con la hidrovía Paraná-Paraguay a través de un canal de acceso artificial de 7 kilómetros que requiere una profundidad mínima de 25 pies para operar con normalidad.

“Es por ello que desde el Ente Administrador del Puerto de Santa Fe se está realizando una importante inversión en materia portuaria, dragando el canal de acceso en sus puntos críticos donde se acumulan sedimentos. Esta bajante extraordinaria empeora la situación y pone en riesgo las operaciones portuarias”, indicaron en un comunicado desde el ente.

Extracción

El programa de dragado incluye la extracción de unos 50.000 metros cúbicos. Los trabajos tendrán una duración de una semana aproximadamente, operando día y noche.

“Nos proponemos recuperar casi 5 pies de profundidad en el canal de acceso, lo que va a permitir que los buques puedan operar con normalidad en el Puerto de Santa Fe”, indicaron.

La relevancia de la situación está dada por el hecho de que desde la terminal de combustibles líquidos del puerto local se abastece al centro-norte del país y los buques de combustible de gran porte requieren profundidades mínimas para operar con normalidad en el puerto.

Asimismo, en los silos del puerto se están recibiendo camiones en plena cosecha y esta carga granelera debe salir por agua, por lo tanto se requieren condiciones indispensables para una normal navegación en el canal de acceso al puerto en un corto tiempo.

Draga

Los trabajos de dragado están a cargo de la empresa belga Jan de Nul, uno de los especialistas mundiales en obras de infraestructura marítima y portuaria, y que en la actualidad cuenta con una flota de seis dragas en el país , equipadas con la más moderna tecnología.

La draga Álvar Núñez Cabeza de Vaca, de casi 100 metros de eslora, es la que estará a cargo los trabajos. Se trata de una draga de bandera nacional, con una tripulación de 25 especialistas argentinos.

2 comentarios

  • Omar Daniel Laferrara dice:

    Con respecto al comentario de Lucía, no necesariamente un buen dragador garantiza el conocimiento del medio, condición esencial para hacer un aprovechamiento racional del mismo. Cuanto más drague Hidrovía S.A. o el concesionario que sea, mayor será el volumen de material del lecho que deberá tener una adecuada disposición, cosa que actualmente no está ocurriendo. Por ello, aumentan los tramos del Río Paraná que requieren dragados y, por ende, los volúmenes dragados, lo cual en algún momento se ha de traducir en un incremento de la tarifa del peaje, perjudicando a las cargas.

  • lucia dice:

    El efecto economico “post pandemia”, y el gran interrogante: Habra recursos en U$D para renovar el contrato de dragado y mantenimiento del rio parana vigente hasta 2021 con Jan de Null ? Queda demostrado que es una empresa seria ya que todo su potencial de recursos tecnicos y humanos estan trabajando para que los 36 pies esten en todo el curso navegable. Algun funcionario con la afecciòn de su cerebro por los efectos del canabis, tal vez piensa “reflotar” los desechos de la ex Direccion Nacional de Vìas Navegables……..

Dejar un comentario