fbpx

En el acumulado de los primeros 11 meses de 2019, el sector agrícola registró un importante aumento en las exportaciones. Las cifras lo ubican como el principal rubro del comercio internacional del país al concentrar 43% del total de lo que la Argentina le vendió al mundo.

De acuerdo con un informe elaborado por IES Consultores (Investigaciones Económicas Sectoriales), las exportaciones del rubro crecieron tanto en valores -las ventas por US$25.678 millones representaron 21% más que en 2018-, como en cantidades -los envíos por 93 millones de toneladas implican 37,3% más-.

A Vietnam, más que a China

Si bien el relevamiento indica que China ocupó el primer lugar como el principal destino de las exportaciones agrícolas argentinas en valores, si se toma en cuenta los volúmenes enviados, Vietnam fue el primer comprador.

En el ranking de destinos por valor de ventas, China ocupa el primer sitio (la demanda por US$4058 millones representa el 15,8% del total de las exportaciones), seguido por: Vietnam (12,2%), India (7,8%), Brasil (7,3%), Indonesia (6,7%), y Argelia (5,8%).

Vietnam ocupa el segundo lugar en el ranking de destinos por valor de ventas de exportaciones agrícolas, detrás de China, pero el primero en el listado de destinos por volúmenes. (Foto: Marcel S., Pixabay)

Si lo que se analiza es el volumen, Vietnam lidera la lista (15,2% del total), seguido por China (12%), Brasil (7,6%) e Indonesia (6,7%).

Las exportaciones agrícolas en volúmenes comenzaron a crecer interanualmente desde abril del año pasado, y serán récord en volúmenes en 2019, en línea con la cosecha histórica.

El impacto de la Guerra comercial

Un combo de factores internacionales afecta de modo directo al sector.

En el trabajo de IES Consultores se enumeran varios factores internacionales como responsables del clima de volatilidad en el precio de las commodities:

  • Conflicto comercial entre los Estados Unidos y China (distorsiona los flujos comerciales).
  • Inundaciones y menores rindes previstos por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en el país del Norte (afectan a la oferta global de maíz y soja).
  • Peste porcina africana (impacta en la demanda de soja desde China).

La vuelta del crédito productivo

Las estimaciones de la Consultora señalan que la producción agrícola de la campaña 2019/20 totalizaría 138,4 millones de toneladas, lo que significaría una caída de 5,5% respecto al ciclo previo, pese a lo que será la segunda cosecha histórica detrás del ciclo 2018/19.

Alejandro Ovando, Director de IES Consultores cree que “un punto favorable de cara a la campaña 2019/20 es que podría aparecer crédito productivo con una relajación de las tasas de interés”.

La campaña agrícola 2019/20 está en pleno desarrollo con el avance la siembra de la cosecha gruesa (principalmente soja y maíz) y la trilla de la cosecha fina (trigo y cebada).

La siembra total del actual ciclo agrícola será récord, y presentará, además, un equilibrio en partes iguales entre cereales y oleaginosas, dada la mayor rotación de cultivos que se viene aplicando, aunque los menores rindes medios afectarán la cosecha total de granos, que, de todos modos, será elevada en términos históricos.

Aumento de las retenciones

En efecto, producto del clima desfavorable en algunas áreas sembradas, el actual ciclo agrícola presentará una merma productiva respecto del récord cosechado en 2018/19, ya que habrá menor producción de soja, maíz, girasol, trigo y cebada con relación al ciclo previo.

Las materias primas seguirán siendo el principal producto de exportación de la Argentina en 2030

Por otro lado, el Gobierno anunció un aumento de las retenciones a las exportaciones para los granos (tasa fija de 30% para la soja y derivados, y 12% para el maíz, trigo, cebada y girasol), lo cual, combinado con precios internacionales volátiles, dejarán márgenes brutos más ajustados que la campaña anterior.

El inminente aumento de las retenciones produjo un fuerte aumento en la venta y liquidación de granos a la exportación, lo que redujo las existencias acumuladas, y verificó, además, un récord de ventas anticipadas de granos de la futura cosecha 2019/20, ya que el productor busca cubrirse de los riesgos de la mayor presión impositiva futura.

Mayor concentración

Por otra parte, el Censo Nacional Agropecuario realizado en 2018 revela un aumento de la concentración de las explotaciones agropecuarias respecto a 2002, ya que los resultados preliminares muestran una disminución de la cantidad de explotaciones, pero un aumento de la superficie promedio en hectáreas

Las perspectivas para el ciclo agrícola 2019/20 presentan un panorama aceptable en volúmenes físicos desde lo productivo (aunque con una menor cosecha de trigo, soja y maíz), si bien el sector convivirá con la incertidumbre del escenario interno (suba de retenciones y nivel de intervención estatal) y del contexto global (volatilidad de cotizaciones).

Tras la devaluación de agosto de 2019, el ciclo en curso cuenta con un tipo de cambio más favorable para el sector, aunque el aumento de la carga impositiva, tras el incremento de retenciones impactará los márgenes brutos del próximo ciclo, agrega el estudio de IES Consultores.