fbpx

El Sindicato del Personal Embarcado de Dragado y Balizamiento (SyPEDyB) advirtió sobre la gravedad de la emergencia hídrica en el sistema fluvial.

El gremio que Juan Carlos Schmid publicó un documento donde denuncia la se está viendo afectada la navegación comercial, especialmente en la ruta de cabotaje del río Paraná. Asimismo, señalaron que la situación afecta las tomas de agua de abastecimiento de las ciudades ribereñas.

“Las alturas hidrométricas observadas actualmente, no se registran desde principios de 1989”, señaló Mario Hugo Godoy, secretario de Organización y Gremial del sindicato, tras agregar que de acuerdo con informaciones del Servicio Meteorológico Nacional, “no hay fase Niño y, de no cumplirse en el Río Iguazú el régimen de lluvias que se producen durante los mayo y junio, se mantendrán las condiciones de registro por debajo de los promedios mensuales históricos”.

Itaipú

Días atrás, las cancillerías de la Argentina y Brasil informaron que intervendrán en la reserva de Itaipú para aumentar el caudal de agua, lo que serviría como mínimo paliativo.

En este contexto, Godoy recordó que “la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, mediante la ex Dirección de Vías Navegables, antiguamente ayudaba a las ciudades ribereñas a dragar las tomas de agua”.

“Hoy estamos imposibilitados (de hacerlo) por los cierres administrativos de las dependencias del interior del país a partir de marzo del 2018”, señaló.

Por esta razón remarcó la importancia de “replantear qué Estado queremos y necesitamos, no sólo en nuestra actividad, sino en todos los lugares que el Estado sigue ausente”.

Presencia del Estado

El sindicato de Dragado y Balizamiento afirmó que desde hace 30 años “las políticas implementadas por los diferentes gobiernos han estado orientadas a destruir la presencia del Estado en el dragado, el balizamiento, los controles hidrométricos, los estudios y estadísticas del comportamiento del río”.

Godoy agregó que la actividad “hoy se mantiene por el accionar de una empresa extranjera”, pero recordó que “las necesidades de dragados de emergencias, ya sea en tomas de agua o en el interior de los puertos que existen en nuestro Litoral hoy no se pueden realizar”.

“Esperemos que cuando (la pandemia) pase, porque va a pasar, y tengamos que afrontar la emergencia económica, no volvamos a echarle la culpa al Estado y cometer el viejo error de creer que el mercado nos va a salvar”, concluyeron desde el gremio encabezado por Schmid, quien también conduce la Federación Marítimo Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), y la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).