Desde hace más de 30 años, en el norte satafesino, Tutto Porkys produce y procesa carne porcina bajo los máximos estándares de calidad e inocuidad.

El sistema de integración vertical que desarrollaron les permite garantizar la trazabilidad y estabilidad de cada producto.

Desde la planta de Reconquista -con una capacidad de faena de más de 30.000 animales mensuales- salen productos para todo el país y el mundo.

Guillermo González Davis, Gerente General de Tutto Porkys.

“Esto lo fundó mi padre, que arrancó con un criadero de cerdos. Fuimos creciendo con capital de trabajo propio. El sistema financiero en la Argentina no está preparado para gente que quiera emprender. Si no tenés tres balances ni siquiera te abren una cuenta. Hace casi 20 años que estoy trabajando acá y definitivamente la empresa no es la misma: fue creciendo y desarrollándose, gracias a que nos arriesgamos e invertimos”, dice Guillermo González Davis, Gerente General de Tutto Porkys.

Un gran laboratorio

El esfuerzo y las inversiones se ven reflejadas en una planta de última generación que parece un gran laboratorio más que un frigorífico.

González Davis cuenta con orgullo cómo lograron alcanzar la integración vertical de la cadena. “Desde 2010 empezamos a crecer en la producción, con tres granjas propias. Hoy tenemos 2000 madres que abastecen una parte de la planta frigorífica, lo que sumado a nuestra logística propia asegura a nuestros clientes frescura y continuidad en la calidad de los productos”, explicó.

Tutto Porkys participó activamente de la realización de la primera edición de ExpoCarnes 2022, un encuentro organizado por la Cámara de Comercio Exterior del Norte Santafesino, la Sociedad Rural de Reconquista, y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria-Estación Experimental Agropecuaria Reconquista, cuyo objetivo central fue visibilizar la importancia de la producción de proteínas de alta calidad en el norte de Santa Fe.

Al mundo

Durante una entrevista con Trade News, González Davis contó que en los últimos 5 años el foco estuvo puesto en la planta con la idea de lograr las habilitaciones necesarias para exportar a China.

“Fue una buena generación de valor, pero cuando el año pasado se cayó el mercado chino –por precios- nos quedamos con una estructura pesada para vender sólo en el mercado interno”, dijo antes de señalar algunas de las contradicciones que afectan al país (y sus habitantes).

“En cerdos deberíamos ser el país más competitivo del mundo, pero tenemos retenciones de maíz y de soja, que representan el 70% del alimento que reciben los animales. Sin financiamiento de mediano/largo plazo es muy difícil crecer”, agregó.

“China cobra aranceles para entrar con carne pero no con granos. El tema es que la Argentina tiene que decidir qué quiere hacer con su matriz productiva y generar elementos acorde para apoyar y desarrollar eso”, dijo González Davis.

Una de las líneas de producción de Tutto Porkys, en Reconquista (Santa Fe).

Y apela a algunos números para reforzar su idea sobre la productividad de la cadena porcina, y de la falta de políticas públicas consistentes para el sector.

“Una chancha produce 4000 kg de carne por año, y una vaca, 200. Por eso decimos que la carne vacuna es el caviar del mundo. Tenemos una enorme oportunidad. De hecho el consumo de cerdo en el mercado interno ha crecido mucho, pero para seguir creciendo necesitás entre 20.000 y 30.000 madres por año, y hoy no están dadas las condiciones. Como no hay acompañamiento en ese sentido, terminamos comprando carne porcina a Brasil”, detalló.

Rusia

La experiencia en el mercado internacional había comenzado con Rusia. “Estábamos haciendo buenos negocios hasta que empezó la guerra, aunque en las últimas semanas se está retomando la operatoria”, comentó.

Y a continuación señala los efectos de la guerra en Ucrania en Europa (y cómo de modo indirecto eso podría generar oportunidades para la Argentina).

“El tema energético en Europa (a raíz de la decisión de Rusia de reducir la provisión de gas a la UE) afectará los índices de mortalidad. ¿Cómo harán en Alemania, con 10 grados bajo cero, para calefaccionar a los lechones si no hay gas? El lechón hasta los 20 días es un bebe que requiere cuidados especiales para sobrevivir. Y nosotros tenemos mucho potencial: espacio, campos, gente especializada… Pero necesitamos algunas cosas. Por ejemplo, que aunque sea eliminen las retenciones a los subproductos”, insiste.

Hoy Tutto Porkys genera alrededor de 200 empleos directos. “Da mucha satisfacción ver lo que hicimos, pero la realidad no acompaña. Entre gastos, retenciones, costos logísticos, el IVA que te lleva 4/5 meses recuperar, y un cambio poco competitivo, hoy es muy difícil mantener los mercados internacionales abiertos. Necesitamos de modo urgente políticas acordes, a mediano/largo plazo. Sabemos que no es algo que solucionará este gobierno ni el próximo, pero tenemos que empezar a generar las condiciones para que el productor tenga un horizonte claro para desarrollarse y crecer”, concluyó González Davis.


Imágenes: Florencia Carbone