fbpx

En su tradicional cóctel de fin de año, la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA), llamó a trabajar sobre “objetivos comunes” y sostener la “mirada de mediano y largo plazo” mientras se continúa trabajando en la reglamentación de artículos clave de la Ley de Marina Mercante y se explora “el desarrollo del tráfico de cabotaje” de la mano de una logística enmarcada en la “economía del transporte intermodal”.

La Comisión Directiva de FENA, que preside José Pablo Elverdín, estuvo acompañada por la comunidad del sector y autoridades de los ministerios y carteras afines de Transporte, Producción, del Congreso y de la Armada y Prefectura. Asimismo, asistieron empresarios y sindicalistas de la actividad naviera y naval, cargadores y actores de la logística.

Elverdín señaló que el desarrollo de la actividad requiere un “nuevo paradigma de relacionamiento” y abogó por un “diálogo sincero y permanente, con la vocación de colaborar y trascender los egoísmos” y donde “se privilegien los objetivos comunes”.

Ejes de trabajo

Tras convocar a que toda la comunidad fluviomarítima se encolumne detrás de “una lucha conjunta, para que, de una vez por todas el sector tenga una mirada de mediano y largo plazo”, propuso continuar trabajando sobre tres ejes:

  • Impulsar los artículos vetados y reglamentar los pendientes de la ley de marina mercante (ley 27.419), complementándola con un registro especial que permita competir en el tráfico internacional.
  • Acordar con los gremios convenios de trabajo “asimilables” para el tráfico internacional.
  • Trabajar en mesas de diálogo permanentes con Aduana, Prefectura, Armada y otros organismos estatales para “superar las deficiencias logísticas”.
  • Desarrollar el tráfico de cabotaje de la mano de una logística integrada a una economía del transporte intermodal (ETI).

“Estamos hablando de la marina mercante, armadores, buques y tripulantes argentinos que, a partir del consenso, el diálogo sincero y permanente tienen la potencia suficiente para impulsar y contribuir para el desarrollo sustentable de la Nación: Hablamos de: contribuir al cuidado del medioambiente a través de la disminución de la huella de carbono, atraer inversiones, captar divisas para equilibrar la balanza comercial y generar trabajo calificado”, concluyó Elverdín.

2 comentarios

  • Me alegro mucho que recibí el siguiente email con referencia a este “comentario”, en un articulo que permite “comentarios”.

    La primera parte decía:
    Todo lo que vos decís en este correo es cierto, pero creo que será imposible lograr que los países que integran el Mercosur puedan funcionar como los que comparten el Rin.

    Y a continuación citó el”derecho penal de Jante”:
    Esta ley impregnó las culturas danesa, noruega, sueca y finesa:
    No pienses que eres especial.
    – No pienses que eres especial para nosotros.
    – No pienses que eres más listo que nosotros.
    – No te creas mejor que nosotros.
    – No pienses que sabes más que nosotros
    – No pienses que vales más que nosotros.
    – No pienses que vales para algo.
    – No te rías de nosotros.
    – No creas que alguien debe ocuparse de ti.
    – No creas que puedes enseñarnos algo.

    Ahora espero recibir más “contra-comentarios”.

  • El mismo dia Tradenews publicó el artículo “Paraguay aplica la ley de reserva de cargas, contraria a acuerdos bilaterales, y se reactiva el conflicto diplomático en la hidrovía”.
    A aquel articulo hice un comentario que tal vez es útil para este articulo:

    Más que un COMENTARIO merece un CONSEJO para el nuevo Gobierno del Presidente Alberto Fernandez.
    Este CONSEJO ya se dio al Presidente Macri, quien lo desechó.
    En la entrada del articulo se habla del “conflicto diplomático de la hidrovía” y de “acuerdos bilaterales” entre Argentina y Paraguay , pero después hace referencia al “tratado del 67”, que es “El Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo que empezó en 1967 y que fue firmado el 19 de noviembre de 1973 entre Argentina y Uruguay”.
    En realidad el artículo desnuda que hay muy serias fallas en la relación de los 5 países que forman el Mercosur”, (que después de 28 años todavía tiene poco de un “Mercado Común”).
    Pero el Rio Paraná no solo tiene un rol en “acuerdos bilaterales” entre Argentina, Paraguay, Uruguay o el “Mercosur”.
    El país debe empezar en forma urgente, cómo se puede aprovechar mejor el gran regalo que nos dio la naturaleza, que es el Rio Parana, a la que han dado el pomposo nombre de HIDROVIA.
    Esta distinción se da en otros casos donde se han transformado “simple ríos” en “autopistas acuáticas”. Nada de eso se ha hecho en el Rio Paraná, ní en infraestructura ní en “reglas de tránsito”.
    Argentina usa este rio principalmente para la conexión de los puertos “cerealeros” del Gran Rosario con el océano y el transporte de combustibles, pero muy poco para el transporte domestico de otras cargas.
    En muchos casos se usan ríos con mucho menos potencial que el Rio Parana, para formar la columna vertebral de la POLITICA DE TRANSPORTE INTERMODAL.
    Y para desarrollar aquellas políticas, es absolutamente necesario que se forme una “Comisión Conjunta del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo” con el soporte de técnicos elegidos por CONCURSOS, para estudiar qué leyes que necesita el país para FORMULAR POLITICAS DE TRANSPORTE, algo que según declaró el Presidente Macri, no se hizo en 70 años, incluyendo los 4 de su gobierno.
    Se debe seguir lo que hicieron muchas países que han tenido éxito y que están aprovechando las ventajas que brinda el transporte por agua en un buen sistema de TRANSPORTE INTERMODAL.
    El transporte por agua es “intrínsecamente” el modo con el menor COSTO TOTAL para trasladar una carga de un punto a otro, donde NO SOLO SE DEBEN TOMAR EN CUENTA LAS FACTURAS QUE COBRAN LOS TRANSPORTISTAS, sino todos los costos de infraestructura, congestión, accidentes y efectos al medio-ambiente.
    Y el primer ejemplo de un país que desarrolló POLITICAS DE TRANSPORTE INTERMODAL, FUE ESTADOS UNIDOS, donde por orden del presidente se formó en 1976 una comisión bi-cameral, que junto con 7 expertos nombrados por el presidente y elegidos por concurso, trabajaron 3 años para hacer el estudio de la política de transporte hasta el año 2000.
    Y en 1979 entregaron los resultados de esos estudios, que se siguen ajustando en periodos, generalmente de 4 años.
    Pero tambien es necesario observar cómo son los resultados que han tenido varias tentativas que hicieron los “países hermanos” del Mercosur, para imitar las organizaciones que comenzaron en 1815 en la Convención de Viena los países no tan “hermanos” de Europa, como Alemania y Francia, que junto con Suiza y Holanda comenzaron a formar las bases de la “Convención para la Navegación del Rin de 1868”.
    Despues perfeccionaron los acuerdos en 1969 en el ” Convenio de Manheimm” y se formó“ la Comisión Central para la Navegación del Rin (CCNR).
    Y en esos convenios se acordaron que para todo lo que tiene que ver con la mejor explotación posible, hacer reglas idénticas para los 5 paises: Es decir que las reglas de seguridad de la navegación, de formaciones de tripulaciones, impuestos etc. son idénticas en los 5 países.
    De esto nada se ha aplicado entre los paises hermanos de sudamerica, que tienen constantes peleas por cosas menores, que impiden una verdadera cooperación.
    Si los países del Mercosur no APLICAN LAS MISMAS REGLAS UNIFORMES EN SU AREA, no van a tener nunca un eficiente uso del rio Paraguay-Parana, que igualmente que el rio Rin pasa por 5 paises.
    Si ponen en google las palabras ¿la Convención de Manheim y C.C.N.R tiene ejemplos para sudamerica?, aparece mi articulo: “Ampliación al articulo “El camino para lograr una flota de bandera” y otro: El camino a la flota de bandera de “studylib.es/doc/7111073/el-camino-a-la-flota-de bandera”.
    Antonio Zuidwijk
    http://www.antonioz.com.ar

Dejar un comentario