La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) informó que se vio obligada a publicar un Índice de Costos preliminar (como adelanto del informe que la entidad realiza mensualmente), centrado especialmente en los aumentos del combustible en los segmentos minorista y mayorista durante las dos primeras semanas de diciembre.

El informe, realizado por el Departamento de Estudios Económicos y Costos de Fadeeac y auditado por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, registró un incremento de 19,78% hasta el 15 de diciembre -estableciendo un piso de 20% de aumento para el último mes del año-, y acumula un aumento de 224,7% a lo largo de 2023.  De acuerdo con el último informe difundido, en noviembre, los costos del trasporte de cargas en la Argentina sufrieron un incremento de 15,10%.

En esta oportunidad, los cuatro rubros que registraron subas fueron Combustible (61,76%), Costo Financiero (19,32%), Material Rodante (14,45%) y Reparaciones (13,96%). Estos aumentos se dan en un contexto de fuerte crecimiento de la nominalidad inflacionaria y la devaluación del tipo de cambio oficial.

Los siete rubros restantes que componen el Índice de Costos del Transporte de Fadeeac (Lubricantes, Neumáticos, Personal, Seguros, Patentes y Tasas, Gastos Generales y Peaje) no pudieron ser incluidos en este indicador preliminar debido a la falta de información completa, ya que en varios segmentos se opera sin precio.

60 días

“Ante la realidad que estamos atravesando nos vemos en la necesidad de actualizar nuestro Índice de Costos dado el impacto que tiene el combustible en el mismo (un peso del 30% en la ecuación final de costos), y que los viajes que se realizan hoy se cobran a los 60 días”, explicó Roberto Guarnieri, Presidente de Fadeeac.

Desde la organización, que representa a 43 cámaras de transporte de todo el país (que reúnen alrededor de 4500 pymes), señalaron que tal como mencionaron en reiteradas ocasiones, “el transporte no es formador de precios”. Según la distancia recorrida y el tipo de mercancía transportada, la incidencia del flete en el precio final de un producto es de entre 1 y 4 por ciento, dijeron mediante un comunicado.

“Por eso es fundamental que los ciudadanos conozcan cómo debería funcionar el sistema, ya que no es correcto trasladar de manera directa el aumento del flete al precio de un producto”, insistió Guarnieri.

En el último relevamiento de precios realizado por Fadeeac, en octubre último, se mostró la incidencia del flete en el precio final de tres productos de la canasta básica: aceite (el peso del flete en el valor final de una botella de litro era 1,48%); yerba (1,02% en el kilo); y azúcar (1,53% en el kilo).

Y se explicó que en el caso de que el flete aumentara 20%, el precio del kilo de yerba debería pasar de $1.970 a $1.974,80 y no a $2.364 (cifra que resultaría de trasladar el 20% sobre el producto).