Las exportaciones de frutas y hortalizas cayeron en 2021 tanto en cantidad (4,6%) como en valores vendidos (6%) respecto de 2020.

El último informe de IES Consultores señala que durante el año pasado las ventas de frutas y hortalizas al exterior totalizaron US$1230,4 millones, y se despacharon 1.754.000 toneladas.

Las exportaciones de las dos principales frutas, peras y limones, muestra mermas en valores y cantidades.

Las ventas externas de frutas observaron un descenso de 9,6% en 2021, al totalizar negocios por US$575 millones, mientras que las cantidades exportadas registraron un retroceso de 3,1% en el período analizado, con 810 millones de toneladas.

A su vez, el fuerte aumento de exportaciones de limones a Estados Unidos en 2021 transforma al país de Norte en nuestro principal comprador.

Las exportaciones de hortalizas y legumbres sin elaborar mostraron una merma de 2,5% en valores, mientras que las cantidades exportadas cayeron 5,9% el año pasado.

Buenas perspectivas

Pese al balance negativo de 2021, los expertos explican que las exportaciones del sector tienen buenas perspectivas gracias a la reapertura de mercados, lo que define una coyuntura que plantea incentivos para desembolsar inversiones de largo plazo, cosa que beneficiaría principalmente a los limones y a las legumbres, y en menor medida a cítricos dulces y frutas de pepita.

El informe señala que la apertura de los Estados Unidos ya generó inversiones para obtener un producto de mejor calidad, el reemplazo de árboles poco productivos y mejoras en genética, lo que permitirá obtener mejores rendimientos.

Por el contrario, el resto de las frutas mencionadas, necesitan inversiones imprescindibles para aumentar la competitividad estructural del sector, como son el recambio de variedades, una mayor modernización en la recolección y la mejora en la comercialización interna.

Producción de frutas

La producción de las principales frutas (naranja, limón, mandarina, pomelo, manzanas y peras) durante el ciclo 2020/21 totalizara alrededor de 4,3 millones de toneladas, aunque, al incluir la producción de otras frutas como cerezas, ciruelas, duraznos, damascos y bananas, la cosecha total finalizaría en 4,9 millones de toneladas.

De ese modo, la cosecha total presentaría un retroceso de 2,2% con respecto al ciclo previo, producto de la caída de 6,6% en la producción de cítricos (fuerte contracción en la producción de limones), y de frutas de pepita (5%), que contrasta con el aumento en la recolección de otras frutas (39%).

La producción de cítricos de la temporada 2020/21 se vio afectada por una sequía que impactó en la calidad y el volumen de los cultivos.

La producción de manzanas cayó en 2021 debido al menor ciclo productivo de las plantaciones, que sigue tras el largo período de maduración del ciclo previo.

La cosecha de peras mantuvo un buen volumen.

Producción de hortalizas

La producción total de hortalizas se mantuvo estable en 2020/21, sobresaliendo un aumento en la producción de legumbres gracias a una cosecha récord de porotos en 2021.

La producción de las principales hortalizas y verduras de la actual campaña 2020/21 totalizó 4,37 millones de toneladas, una disminución de apenas 0,1% respecto al ciclo previo, aunque el volumen cosechado será mayor al promedio de los últimos cinco años.

Se destaca el nuevo aumento de la cosecha de porotos (el segmento más dinámico) que tracciona la producción de legumbres (crecieron 1,6% en 2021, tras un incremento de 21,9% en 2020). Así, la producción total de legumbres fue de 1057,6 miles de toneladas en 2021, superando el récord productivo de 2020 (1041 miles de toneladas).

El aumento obedece exclusivamente a la mayor producción de porotos, ya que cayó la producción de garbanzos, lentejas y arvejas.