El Índice de Costos de Transporte (ICT) arrojó en marzo un aumento del 6,41%, marcando una tendencia de desaceleración tras los significativos incrementos observados en los meses previos. Este ajuste se suma a las subas anteriores de 20,6% en enero y 8,05% en febrero, después de cerrar el año anterior con el acumulado más alto en tres décadas.

Este reciente incremento refleja un acumulado de 38,7% en el primer trimestre de 2024, subrayando el contexto de una actividad en retracción.

Por otro lado, el análisis anual destaca que el Índice que elabora la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) y audita la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA) experimentó un aumento acumulado de 302% en los últimos 12 meses, evidenciando los desafíos continuos en el sector del autotransporte de cargas.

El ICT mide 11 rubros que impactan directamente en la actividad del sector en todo el país, y es referencia en buena medida para la fijación o ajuste de las tarifas.

De acuerdo con el relevamiento, en marzo siete rubros mostraron aumentos: Personal (26,73%); Gastos Generales (18,06%); Combustibles (7,31%); Reparaciones (5,96%); Peajes (5,27$); Lubricantes (3,50%); y Seguros (1,06%). Tres registraron bajas: Costo financiero (18,61%, vinculado con el descenso de las tasas de interés); Neumáticos (-3,21%); y Material rodante (-1,61%, debido a la fuerte disminución mensual de los dólares alternativos). Patentes y tasas fue el único rubro que no sufrió cambios respecto de febrero.

Personal y Combustible

Los dos ítems que gravitan con mayor incidencia en los costos operativos del sector -Personal y Combustibles- continúan con tendencia alcista.

En el caso del rubro Personal, es reflejo del Acuerdo Paritario con la Federación de Camioneros, que al momento del cierre del ICT aún no estaba homologado por la Secretaría de Trabajo de la Nación.

Además, en marzo se destaca una nueva suba de los Combustibles, tanto en el segmento minorista como mayorista del gasoil, luego de los significativos y sucesivos incrementos de diciembre (63,3%) y enero (22,6%). El aumento acumulado del gasoil arroja al primer trimestre de 2024 casi 40%.

“A pesar de la desaceleración de costos que estamos teniendo, es crucial reconocer la caída de la actividad en el sector, actualmente estimada en un 40%. Esta recesión intensifica aún más la crisis que ya sufre el autotransporte de cargas, un sector clave, que impulsa más del 90% de la economía argentina”, dijo Roberto Guarnieri, Presidente de Fadeeac.