fbpx

Por primera vez desde el inicio de la crisis provocada por el Covid-19, la carga aérea logró recuperar los valores previos a la pandemia.

Los datos relevados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional  (IATA) muestran que en enero el sector mostró un fuerte crecimiento mes a mes sobre los niveles de diciembre de 2020.

Desde la organización explicaron que dado que las comparaciones entre los resultados mensuales de 2021 y 2020 están distorsionadas por el extraordinario impacto del Covid-19, a menos que se indique lo contrario, todas las comparaciones que se publican son respecto de enero de 2019, que siguió un patrón de demanda normal.

Demanda vs capacidad

La demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK por sus siglas en inglés), aumentó 1,1,% en comparación con enero de 2019 y 3% respecto de diciembre de 2020.

Todas las regiones experimentaron una mejora intermensual en la demanda de carga aérea, y América del Norte y África fueron las que obtuvieron los mejores resultados.

La recuperación de la capacidad mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga disponibles (ACTK), se revirtió debido a nuevos recortes de capacidad en el lado de los pasajeros. La capacidad se redujo 19,5% en comparación con enero de 2019 y cayó 5% en comparación con diciembre de 2020, el primer descenso mensual desde abril de 2020.

Carga salvadora

Como a lo largo de la pandemia –cuando el negocio de la carga sufrió mucho menos el impacto de los cierres-, el contexto operativo sigue siendo favorable para los volúmenes de carga aérea:

  • Las condiciones del sector manufacturero siguen siendo sólidas a pesar de los nuevos brotes de Covid-19 que arrastraron la demanda de pasajeros.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) del sector manufacturero mundial se situó en 53,5 en enero. Los resultados superiores a 50 indican un crecimiento del sector manufacturero con respecto al mes anterior.

  • El componente de nuevos pedidos de exportación del PMI manufacturero -un indicador adelantado de la demanda de carga aérea- siguió apuntando a una nueva mejora del CTK.

Sin embargo, el rendimiento de la métrica fue menos robusto en comparación con el cuarto trimestre de 2020, ya que el resurgimiento del Covid-19 afectó negativamente al negocio de la exportación en los mercados emergentes. Si esto continúa o se extiende a otros marcadores, podría pesar sobre el futuro crecimiento de la carga aérea.

  • El nivel de inventarios sigue siendo relativamente bajo en comparación con los volúmenes de ventas. Históricamente, esto ha supuesto que las empresas tuvieran que reponer rápidamente su stock, para lo cual también utilizaban los servicios de carga aérea.

Menos panzas

“El tráfico de carga aérea ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis y eso es una buena noticia muy necesaria para la economía mundial. Pero aunque hay una fuerte demanda de envío de mercancías, nuestra capacidad se ve limitada por la escasez de capacidad de vientre que normalmente ofrecen los aviones de pasajeros. Esto debería ser una señal para que los gobiernos compartan sus planes de reanudación para que la industria tenga claridad en cuanto a la rapidez con la que se puede poner en marcha más capacidad”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Tras recordar que en tiempos normales un tercio del comercio mundial por valor se mueve por aire, explicó que ese comercio de alto valor es vital para ayudar a restaurar las economías dañadas por el Covid, y enfatizó “el papel crítico” que está desempeñando la carga aérea en la distribución de vacunas que salvan vidas y que debe continuar en un futuro previsible.

Radiografía regional de enero

  • Asia-Pacífico. Las aerolíneas vieron caer la demanda de carga aérea internacional 3,2% en enero en comparación con el mismo mes de 2019. Esto supuso una mejora respecto de la caída del 4% en diciembre de 2020.

La capacidad internacional se mantuvo limitada en la región, con una caída de 27% frente a enero de 2019, lo que supuso un deterioro en comparación con el descenso interanual del 26,2% registrado en diciembre. Las aerolíneas de la región reportaron el factor de carga internacional más alto, con 74%.

  • Norteamérica. Los operadores registraron un aumento de 8,5% en la demanda internacional en enero en comparación con enero de 2019, superando ampliamente el aumento de 4,4% en diciembre de 2020 en comparación con diciembre de 2019.

Record

La actividad económica en Estados Unidos sigue recuperándose y sus PMI manufactureros de enero alcanzaron un récord, lo que apunta a un entorno empresarial favorable para la carga aérea.

La capacidad internacional cayó 8,5% en comparación con enero de 2019. En diciembre de 2020, la capacidad descendió 12,8% frente al mismo mes de 2019.

  • Europa. La demanda de carga internacional de los transportistas europeos creció 0,6% en enero en comparación con el mismo mes de 2019.

Esto supuso una mejora con respecto a la caída de 5,6% en diciembre de 2020 con respecto al período del año anterior.

La capacidad internacional disminuyó 19,5%, lo que supone un deterioro respecto del descenso interanual de 18,4% registrado en diciembre.

  • Oriente Medio. Las aerolíneas registraron un aumento de 6% en los volúmenes de carga internacional en enero frente a enero de 2019, lo que supuso una aceleración respecto al aumento interanual de 2,4% registrado en diciembre frente a diciembre de 2019.

De las rutas internacionales clave de la región, Oriente Medio-Asia y Oriente Medio-América del Norte han proporcionado el apoyo más significativo.

La capacidad de enero se redujo 17,3% en comparación con el mismo mes de 2019. Se trata de una ligera reducción en comparación con el descenso de 18,2% registrado en diciembre de 2020 en comparación con el período del año anterior.

Mal, pero mejorando

  • América latina. Los transportistas informaron de un descenso de 16,1% en los volúmenes de carga internacional en enero en comparación con el período de 2019, lo que supuso una mejora con respecto a la caída del 19% en diciembre de 2020 frente a un año atrás.

Los impulsores de la demanda de carga aérea en América latina siguen siendo relativamente menos favorables que en las otras regiones.

La capacidad internacional se redujo 37% en comparación con enero de 2019, en gran medida sin cambios con respecto a la disminución de 36,7% interanual registrada en diciembre de 2020.

  • África. La demanda de carga de las aerolíneas africanas se disparó 22,4% en comparación con el mismo mes de 2019, eclipsando el aumento interanual de 6,3% de diciembre de 2020.

La sólida expansión en las rutas comerciales entre Asia y África contribuyó al fuerte crecimiento.

La capacidad internacional de enero disminuyó 9,1% en comparación con enero de 2019, reducida en comparación con la disminución de la capacidad del 17,8% registrada en diciembre de 2020 frente a diciembre de 2019.

Pasajeros

Por su parte, las cifras del tráfico de pasajeros siguen en picada: según los datos de IATA, el movimiento de personas cayó en enero de 2021, tanto en comparación con los niveles anteriores al Covid (enero de 2019) como en comparación con el mes inmediatamente anterior (diciembre de 2020).

La demanda total en enero de 2021, medida en pasajeros-kilómetro (RPK) descendió 72% en comparación con enero de 2019, una caída más profunda que el peor descenso interanual de 69,7%, registrado en diciembre de 2020.

La mayor parte de la flota de aviones de pasajeros quedó en tierra durante 2020 como parte de las medidas de lucha contra la expansión del coronavirus. Ahora, por el rebrote, muchos países volvieron a endurecer las condiciones para operar.

La demanda nacional total descendió 47,4% respecto de los niveles anteriores a la crisis (enero de 2019). En diciembre bajó 42,9% respecto al año anterior.

Ese debilitamiento se debe en gran medida a los controles más estrictos de los viajes nacionales en China durante el período de vacaciones del Año Nuevo Lunar.

2021 peor que 2020

La demanda de pasajeros internacionales en enero fue 85,6% inferior a la de enero de 2019, lo que supone una nueva caída en comparación con el descenso interanual del 85,3% registrado en diciembre.

“El 2021 empieza peor de lo que terminó 2020 y eso es mucho decir. Incluso mientras los programas de vacunación se aceleran, las nuevas variantes de Covid están llevando a los gobiernos a aumentar las restricciones de viaje. La incertidumbre en torno a la duración de estas restricciones también repercute en los viajes futuros. Las reservas anticipadas en febrero de este año para la temporada de viajes de verano en el hemisferio Norte fueron 78% inferiores a los niveles de febrero de 2019”, dijo De Juniac.

El barrio, golpeado

Las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda de 78,5% en enero, en comparación con el mismo mes de 2019, empeorando desde un descenso de 76,2% en diciembre interanual.

La capacidad de enero disminuyó 67,9% en comparación con enero de 2019 y el factor de carga cayó 27,2 puntos porcentuales hasta 55,3%, el más alto entre las regiones por cuarto mes consecutivo.