fbpx

El buque ultramarino Rose Harmony, de bandera liberiana y 180 metros de eslora, llegó el viernes 1 al puerto de Concepción del Uruguay, proveniente de Auckland, Nueva Zelanda. Según las previsiones de la empresa exportadora Urcel Argentina se cargarían 19.000 toneladas de troncos de pino a granel.

Y como las tareas estaban programadas para realizarse en tres días, la embarcación estaría zarpando hoy hacia el Puerto de Ibicuy, donde completará sus bodegas para partir finalmente hacia su destino final en el puerto de Taicang, en China.

El gobierno entrerriano explicó mediante un comunicado que todos los puertos públicos de la provincia están trabajando bajo los protocolos de higiene y seguridad, según las exigencias nacionales e internacionales dispuestas desde la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de la Nación con todas las modificaciones impuestas para la prevención del Covid-19.

Se informó además que en Entre Ríos, cada uno de los entes portuarios, de acuerdo con su infraestructura, sumó sus propias exigencias a esos protocolos, y que todos han sido debidamente aprobados por el Ministerio de Salud de la provincia.

Medidas de seguridad

Como parte de los protocolos de prevención y seguridad, la tripulación ha cumplido en alta mar los períodos de cuarentena previstos para estos casos, ya que el buque partió de Nueva Zelanda a principios de abril, y han sido controlados por personal de Sanidad de Fronteras del Ministerio de Salud de la Nación y Prefectura. Además, no les está permitido bajar a tierra.

Por otra parte, se han establecido carriles diferentes de trabajo para las personas de tierra que suben al buque para realizar tareas específicas como guincheros o graperos.

El gobierno de Entre Ríos puso en marcha los protocolos sanitarios exigidos para que los puertos de la provincia pudieran seguir operando en medio de las restricciones por el COVID-19.

Asimismo, personal de salud realiza controles de temperatura a todas las personas que ingresan al puerto para las distintas tareas, incluidos los camioneros.

Las autoridades explicaron que además se toman todas las medidas sanitarias correspondientes para higienizar con lavandina las zonas de contacto de camiones, lavado de manos, uso de barbijos y alcohol.

En el caso de los camioneros, se prohíbe estacionar en los accesos, bajar del vehículo fuera de la zona de carga y se evitan todas las posibilidades de contacto personal entre ellos para trabajar de manera aislada y minimizar riesgos.