fbpx

La naviera francesa CMA CGM, la tercera línea marítima en capacidad operativa de contenedores, invertirá 2300 millones de dólares para quedarse con una de las terminales del puerto más activo de los Estados Unidos: el del complejo Los Ángeles/Long Beach.

La empresa dirigida por la familia Saadé, no dudó en apuntar al mercado de más rápida recuperación tras la pandemia, y firmó un acuerdo para quedarse con el 90% de la terminal Fenix Marine Services (FMS), actualmente en manos del fondo de inversión EQT, y que la naviera conoce bien por contar con una participación hasta hoy del 10%. Con el cierre de la operación, será el único accionista de la terminal.

“La rápida recuperación de la economía global ha demostrado la importancia de los puertos y la infraestructura logística. Con el fin de gestionar de manera eficiente nuestras operaciones portuarias en la Costa Oeste de los Estados Unidos, hemos decidido adquirir Fenix ​​Marine Services. Es una instalación industrial clave que fortalecerá significativamente nuestra posición y respaldará nuestro rápido crecimiento en este mercado”, indicó Rodolphe Saadé, presidente y director ejecutivo de CMA CGM.

Infraestructura

De acuerdo con un comunicado de la compañía francesa, FMS es la tercera terminal más grande del complejo portuario de la costa oeste norteamericana, con una capacidad de 2,5 millones de TEU y una concesión generosa hasta 2043.

FMS cuenta con 4 muelles de 304 metros cada uno, y 50 pies de profundidad. El equipamiento incluye 16 grúas (8 de ellas para los buques de mayor tamaño del sistema), más de 700 enchufes para contenedores reefer y un área operativo de 118 hectáreas, de las cuales conecta con el interior del país a través de 8 vías férreas “clase 1”.

La compañía francesa, líder en la adopción de combustibles alternativos, estima que para principios de 2022 sus naves impulsadas a gas natural licuado (GNL) comenzarán a recorrer las rutas entre Asia y Estados Unidos.

CMA CGM opera 24 servicios transpacífico, y complementa sus servicios continentales con operaciones de cabotaje con buques de bandera norteamericana de la línea APL. Con la adquisición de FMS, el grupo contará con inversiones en 50 terminales portuarias en 27 países, a través de su subsidiaria portuaria CMA Terminals y el joint venture Terminal Link, donde detenta el 51%. El restante 49% está en manos del conglomerado chino China Merchants Holdings International.