fbpx

La presión impositiva y el costo del financiamiento fueron los principales factores que impidieron a las empresas cordobesas alcanzar la mayor competitividad, al margen también de la inflación, los costos logísticos internos y el tipo de cambio.

Tal es la principal conclusión de un nuevo relevamiento realizado por el Observatorio de Comercio Exterior que elabora la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (CACEC), a través de su Instituto Superior de Comercio Exterior.

El informe se sustenta en consultas a la industria manufacturera cordobesa con actividad exportadora e importadora.

Costo y tipo de cambio

“Dentro de la operatoria, el costo logístico es el de mayor impacto negativo sobre el valor del producto por un amplio margen con respecto al resto de las instancias consultadas”, destaca el trabajo.

A su vez, respecto de la competitividad cambiaria, los encuestados sostuvieron que un dólar promedio al $ 47,71 sería más cercano al de una situación competitiva.

“Observamos que el retraso cambiario sería de 7,6% respecto del tipo de cambio oficial”, agregaron desde CACEC.

De la encuesta se desprende además que 4 de cada 10 empresas exportadoras han tenido una variación negativa en este último semestre, “mostrando un aumento en comparación de igual período del año anterior, donde el porcentaje era del 32%, mientras las que permanecieron iguales fueron el 33%”, agregaron.

Comercio exterior

Sólo 27% de las empresas exportadoras aumentaron sus envíos al exterior, lo que constituyó el menor porcentaje desde que se inició el relevamiento.

En cuanto a las importaciones, sólo 15% de las empresas importaron más que en 2018, y un 44% redujeron su abastecimiento desde el exterior.

“Esta clara reducción de las importaciones puede ser explicado por la gran variación que sufrió el tipo de cambio en el segundo semestre del 2018 y el nivel de actividad económica fuertemente reducido”, argumentó la central cordobesa.

“Es importante aclarar en este aspecto que las empresas encuestadas que participan del análisis son solamente las firmas industriales, desestimando a las compañías netamente importadoras o empresas de servicios. Por ende, puede
considerarse en varias oportunidades que los aumentos de las importaciones están relacionadas a compras de insumos, bienes de capital, partes y componentes que la industria utiliza en su producción, pudiendo reflejar también conductas tendientes a acrecentar o disminuir inventarios”, explicaron.

Respecto de la inflación esperada, un 72% espera que oscile entre el 30 y el 40 por ciento, mientras que un 8% augura que superará el 40%.