La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF, en inglés) amplificó el reclamo argentino directamente vinculado con la marina mercante en la navegación de los ríos interiores.

Durante el “Seminario de navegación interior de la Hidrovía Paraná-Paraguay”, realizada en el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de la Argentina, se firmó una declaración donde reclamaron desde “el cumplimiento irrestricto de la libertad sindical en Paraguay” hasta la “ratificación de los convenios fundamentales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo)”.

Referentes locales y regionales de la ITF acompañaron el reclamo de la Fempinra

“Exhortamos a los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay a implementar políticas que apunten a la defensa y al desarrollo de las marinas mercantes nacionales, en un marco de competencia leal, para el crecimiento de las economías de la región”, destaca el comunicado firmado por la Red ITF de sindicados de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

Alerta permanente

En el mismo sentido, exigieron “la implementación y el cumplimiento de requisitos de capacitación uniformes para todos los países de la hidrovía”.

“Ante la crítica situación, nos declaramos en estado de alerta permanente, contemplando medidas de acción directa ante la continuidad y/o agravamiento de la problemática”, agregaron.

La declaración lleva la firma de los sindicatos argentinos que represan a los Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante, a los Maquinistas Navales, los Obreros Marítimos, los Patrones y Oficiales Fluviales, el personal de la Flota Petrolera e Hidrocarburífera, Dragado y Balizamiento y Guincheros.

Suscribieron además la FNTTAA, la federación brasileña de Trabajadores del Transporte por Agua y Afines; el Centro de Maquinistas Navales de Paraguay, y la Unión de Trabajadores del Transporte del Uruguay.

Plenario regional

La Fempinra elevó luego su planteo en un plenario regional, realizado días más tarde en el puerto de Concepción del Uruguay, en Entre Ríos.

“Cuando hicieron las medidas de los 90 (decretos de desregulación de la actividad) formatearon todo y por eso hoy Concepción (del Uruguay) no tiene puerto y no llega el ferrocarril. Ha llegado la hora que le digamos a la política que se pongan a elaborar un plan que recupere nuestros puertos, nuestros astilleros y nuestra navegación interior. En la región mesopotámica tenemos casi 600 kilómetros de navegación y no puede ser que sea sólo utilizado por barcos de bandera paraguaya o que el único medio de transporte sea el camión”, manifestaron.

El secretario general de la Federación, Juan Carlos Schmid, reclamó unidad en el ámbito gremial: “Sin importar el rubro, todos forman parte del mismo sector”, indicó.

Reclamos en Bahía Blanca

Schmid lidera el gremio de Dragado y Balizamiento, que en la semana reclamó al Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca que consideren en la licitación pública por el dragado de mantenimiento de los sitios de atraque y del área de maniobras de Ingeniero White, Galván y Rosales, especial atención a la mano de obra argentina.

“Nos dirigimos a usted para solicitarle que a los fines de proteger y generar puestos de trabajo para
los trabajadores argentinos, resulta de vital importancia que las obras sean llevadas a cabo en
dragas que cuenten con tratamiento de Bandera Nacional, más aún, teniendo en consideración la
amplia disponibilidad de dragas de inyección de agua de bandera nacional”, señalaron en una carta dirigida al presidente del consorcio, Federico Susbielles, con copia al gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

La persistente bajante en la vía navegable acota el trabajo de las dragas, inactividad que se ve todavía más afectada por el comienzo de las postergadas obras complementarias y de mejora del sistema.