fbpx
Negociaciones Comerciales

Estados Unidos y China intercambian roles en la primera sesión de la OMC

Por 11 diciembre, 2017 octubre 19th, 2019 Un comentario

No era el mundo del revés, era la primera sesión de la XI Conferencia Ministerial (MC11) de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El representante comercial de los Estados Unidos –padre virtual del libre comercio- pronunciaba un discurso crítico –no todo lo duro que algunos esperaban teniendo en cuenta las medidas de la administración Trump desde el “América Primero” en adelante- respecto del funcionamiento de la OMC.

Algunos minutos después, el ministro de Comercio de China era uno de los voceros pro-globalización.

Zhong Shan, el representante de China

Zhong Shan, el representante de China

“La globalización económica es un proceso o una tendencia histórica irreversible. Abrirse es esencial para la prosperidad y el crecimiento”, dijo Zhong Shan.

En realidad las declaraciones de Robert Lighthizer, el enviado de Donald Trump, pusieron la nota disonante en medio de un coro que casi sin solución de continuidad –aunque con diferencia de matices- abogó por la defensa y el fortalecimiento del multilateralismo.

El discurso de Lighthizer era uno de los más esperados. En rigor, el enviado de Trump comenzó su discurso destacando el rol de la OMC como institución. “Hace mucho bien y brinda un foro de negociación útil para las partes”, dijo.

Haz lo que digo, pero no lo que hago

Y aunque más adelante recordó las palabras del propio Trump ante la ONU: “Las estructuras funcionan mejor cuando todas las naciones actúan en su propio interés pero se alinean para permitir a todos prosperar”, no faltaron los analistas que con suspicacia citaron el famoso “haz lo que digo pero no lo que hago” con el “América primero” como telón de fondo.

Lighthizer, el representante de los Estados Unidos

Lighthizer, el representante de los Estados Unidos

Lighthizer enumeró a lo largo de los tres minutos reglamentarios que le corresponden a cada orador una serie de quejas.

Hablo por ejemplo de cómo “demasiados países” están evitando las reglas de la OMC y de cómo muchos miembros ricos se han beneficiado de excepciones gracias a interpretaciones arbitrarias sobre qué es ser un país en vías de desarrollo. Aunque no hizo alusión concreta a nación alguna, los dardos iban claramente dirigidos a China.

“Necesitamos aclarar lo que entendemos por desarrollo dentro de la OMC. Cuando 5 de los 6 países más ricos del mundo dicen ser países en desarrollo hay algo que, claramente, no funciona y todos deberíamos estar contrariados. No podemos sostener una situación en la que nuevas reglas sólo pueden aplicarse a unos pocos y otros reciben un pase libre en nombre del autodenominado estatus de en vías de desarrollo”, sostuvo Lighthizer.

Después hizo una advertencia: es imposible negociar nuevas reglas en la OMC si no se cumplen antes las actuales.

“Estados Unidos considera que hay mucho que se puede hacer en la OMC para que los mercados sean más eficientes. Estamos interesados en revitalizar los órganos existentes para que se focalicen en nuevos desafíos, como la influencia de las empresa estatales”, sostuvo.

Potencial argentino

A su turno, el canciller argentino, Jorge Faurie, destacó la importancia de persistir en el proceso de reforma del comercio agrícola porque, consideró, es un requisito necesario para eliminar el hambre y erradicar la pobreza.

“Argentina tiene mucho potencial. Hoy produce alimentos para 400 millones de personas y aspiramos a aumentarlo a 600 millones en 2020 para poder satisfacer la creciente demanda mundial”, aseguró.

Luego agregó: “Tenemos conciencia de que la transformación del sistema internacional, la revolución tecnológica y la desigualdad nos ponen ante desafíos enormes. Nuestros pueblos necesitan que la MC11 envíe un mensaje al mundo sobre la importancia de un sistema de comercio internacional basado en reglas, abierto y equitativo que contribuya a consolidar los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030 de la ONU”.

El representante de la Federación Rusa habló sobre las “formas agresivas” de proteccionismo y acusó a Estados Unidos de imponer barreras comerciales para beneficiar a su empresas.

“Las prácticas contra la competencia y las medidas proteccionistas generan consecuencias negativas para el comercio. Hoy estamos viendo formas agresivas de proteccionismo a través de las sanciones”, dijo.

El delegado ruso sostuvo que el comercio mundial “está en momentos turbulentos” razón por lo que la OMC debe trabajar en reformas.

El temario y Jack Ma

Por sugerencia de Susana Malcorra, presidenta de la MC11, la agenda formal del encuentro se dividió en cinco grandes ejes: Subsidios a la pesca, Comercio electrónico, Servicios, Agricultura, y Comercio y desarrollo.

Facilitación de inversiones y la incorporación de pymes al comercio internacional quedaron como “temas de una agenda paralela” vista la buena voluntad general para incorporarlos a la discusión principal.

De manera simultánea a las exposiciones de los delegados se realizan gran cantidad de actividades, como a charla que mantendrán a partir de las 17.15 el director general de la OMC, Roberto Azevêdo, Jack Ma (presidente y fundador de Alibabá y líder de la Electronic World Trade Platform) y Richard Samans (World Economic Forum) para presentar una iniciativa trilateral sobre comercio electrónico.

Un Comentario

  • […] Se ha filtrado un borrador de proyecto de ley que daría al presidente estadounidense la facultad de elevar aranceles, sin pasar por el Congreso y sin apego a compromisos multilaterales, buscando negociaciones pari passu con cada socio, hasta conseguir estricta reciprocidad en los aranceles.  Esto significaría barrer con los dos pilares del edificio multilateral: el principio de Nación Más Favorecida y el de Trato Nacional. Si este proyecto llegara a aprobarse, EE.UU. abandonaría la Organización Mundial del Comercio (OMC), de hecho. […]