fbpx

La demanda de carga aérea volvió a superar los niveles pre-Covid con un incremento del 9% en febrero respecto de febrero de 2019, y todas las regiones, con la excepción de América latina, mejoraron la performance respecto a niveles pre-Covid.

El último informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) explica que el desempeño intermensual experimentó un fuerte crecimiento respecto de enero de 2021. Los volúmenes se sitúan ahora en niveles de 2018, previos a la guerra comercial entre China y Estados Unidos, indicó la organización.

Desde IATA aclararon que, con el fin de evitar la comparación de los resultados mensuales con los datos distorsionados de febrero de 2021 y 2020 por el impacto del Covid-19, la comparación se realiza respecto de febrero de 2019.

Todos menos uno

La demanda global medida en toneladas de carga transportadas por kilómetro (CTK, por sus siglas en inglés), creció 9% en febrero último respecto de febrero de 2019, y 1,5% en comparación con enero de 2021.

Todas las regiones -excepto Latinoamérica- experimentaron mejora de la demanda respecto a niveles pre-Covid. Norteamérica y África son las dos zonas del mundo que lideran el fenómeno.

La recuperación de la capacidad global medida en toneladas de carga disponibles por kilómetro (ACTK, por sus siglas en inglés) se detuvo debido a nuevos recortes de capacidad en el segmento de pasajeros por el endurecimiento de las restricciones de viaje en respuesta al repunte de contagios. La capacidad se contrajo 14,9% respecto de febrero de 2019.

Buena perspectiva

A pesar de todo, según IATA, el contexto operacional sigue siendo favorable para el sector de carga aérea.

El sector manufacturero sigue mostrando un panorama sólido, a pesar del repunte de contagios del virus.

El índice de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) se situó en 53,9 en febrero (y los resultados por encima de 50 indican crecimiento de las manufacturas respecto del mes anterior).

El subíndice de nuevas órdenes de exportaciones del índice de gestores de compras -un indicador temprano de la demanda de carga aérea- mejoró respecto de enero.

Las interrupciones de la cadena de suministro y los retrasos de entrega correspondientes han incrementado los intervalos de entrega (el segundo mayor incremento de la historia del PMI del sector manufacturero), lo que indica que los fabricantes buscan la rapidez del transporte aéreo para recuperar el tiempo perdido en el proceso de producción, dijo IATA mediante un comunicado.

Recuperar el stock

El nivel de inventarios se mantiene relativamente bajo en comparación con los volúmenes de venta. Normalmente, esto significa que las empresas tienen que reabastecer rápidamente sus existencias, lo que consiguen con el transporte aéreo.

“La demanda de carga aérea no sólo se está recuperando de la crisis causada por el Covid-19, sino que está creciendo. Con una demanda de 9% por encima de los niveles previos a la crisis (febrero de 2019), uno de los principales desafíos para el sector de carga aérea es encontrar capacidad suficiente estimó Willie Walsh, director general de IATA.

“Este mejor desempeño añade una nota positiva en un sector azotado por la crisis, y pone de relieve la necesidad de contar con una hoja de ruta clara por parte de los gobiernos para un reinicio seguro de la industria. Si sabemos cómo se va a recuperar la demanda de pasajeros, podremos anticipar la capacidad disponible para el transporte aéreo de mercancías. Una planificación eficiente de las operaciones de carga aérea es esencial para la recuperación global”, añadió Walsh.

Región por región

  • Asia-Pacífico. Las aerolíneas de esta zona del mundo vieron un incremento de la demanda de carga aérea de un 10,5% en febrero de 2021, en comparación con el mismo mes de 2019.

Como principal hub mundial del sector manufacturero, la región se ha beneficiado del repunte de la actividad económica. La demanda en las principales rutas comerciales internacionales de la región ha regresado a niveles pre-Covid.

La capacidad internacional volvió a bajar (-23,6%) respecto de febrero de 2019. Las aerolíneas de la región registraron el mayor factor de ocupación internacional: 77,4%.

  • Norteamérica. Los operadores registraron un incremento del 17,4% en la demanda internacional de febrero de 2021, en comparación con febrero de 2019.

La actividad económica en EE. UU. sigue recuperándose respaldada por el comercio electrónico, impulsado por las restricciones. La demanda creció 39% en las rutas entre Asia y Norteamérica, respecto a niveles de febrero de 2019.

El sector de carga aérea sigue desarrollándose en un escenario comercial favorable. El nivel de inventarios sigue siendo relativamente bajo en comparación con los volúmenes de ventas, lo que significa que las empresas han tenido que reabastecerse rápidamente y para ello han recurrido también al transporte aéreo. La capacidad internacional creció 4,4% en febrero, en comparación con el mismo mes en 2019.

  • Europa. Las aerolíneas tuvieron un aumento de 4,7% de la demanda en febrero en comparación con el mismo mes de 2019.

Las nuevas restricciones apenas han afectado a la demanda de carga en Europa, y el entorno operativo sigue favoreciendo al sector. La capacidad internacional se contrajo 12,5% en febrero.

  • Oriente Medio. El incremento en los volúmenes internacionales de carga en febrero fue de 8,8% en comparación con el mismo mes de 2019.

Entre las rutas internacionales principales de la región, destaca el crecimiento de las rutas entre Oriente Medio-Asia y Oriente Medio-Norteamérica con un 27% y 17%, respectivamente, respecto de febrero de 2019. La capacidad bajó 14,9% respecto de febrero de 2019.

  • América latina. Las aerolíneas sufrieron una desaceleración de 20,5% en la demanda internacional de carga en febrero último, respecto de febrero de 2019.

El dato de febrero empeora comparado con la caída de enero (-17,5% respecto a 2019). Las condiciones para la demanda de carga aérea en América latina siguen siendo menos favorables respecto a las demás regiones.

La capacidad internacional se contrajo 43% respecto de febrero de 2019. La debilidad en las rutas en el interior de América Central y del Sur, con caídas del 40% respecto a febrero de 2019, retrasa la recuperación vista en las rutas entre Norteamérica y América Central, donde el sector mejoró 10% respecto a febrero de 2019.

  • África. Los operadores experimentaron una mejora considerable con un incremento del 44,2% respecto de febrero de 2019, el mejor desempeño respecto a las demás regiones.

La sólida expansión en las rutas comerciales entre Asia y África ha contribuido a esa excelente performance. La capacidad internacional de febrero creció 9,8% en comparación con febrero de 2019.