fbpx

La Federación de Cámaras de Comercio Exterior de la República Argentina (Fecacera) advirtió que si no se revierten los cambios aplicados a partir de la publicación de la Comunicación “A” 7030 del BCRA  amplios sectores de la actividad económica quedarían paralizados.

En una nota enviada al presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce; al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas; y al Secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, Fecacera expresó su preocupación respecto de la situación generada con los importadores a partir de las restricciones cambiarias.

En el escrito, la organización explica que la medida “afecta profundamente la normal provisión de insumos a las cadenas de producción, con posibilidades de paralizar la actividad económica”.

Y más adelante, agrega: “Nuestras empresas socias manifiestan que al tener que recurrir al circuito financiero para obtener las divisas para pagar sus compromisos por las dificultades para acceder al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), sus costos se encarecerán significativamente, lo que implicará aumento de precios internos y pérdida de competitividad de las exportaciones, especialmente del sector manufacturero, tanto de origen industrial como agropecuario”.

La semana pasada, los agentes marítimos a través del Centro de Navegación también reclamaron “aclaraciones normativas” al Banco Central respecto de la comunicación “A” 7030.

Freno para insumos vitales

En la nota enviada a las autoridades, Fecacera explica que “el ritmo actual con que se gestionan los pagos al exterior frena el ingreso de insumos que son vitales y primordiales para sostener la actividad económica” y advierte que, de mantenerse el sistema, podría producir “la virtual paralización de amplios sectores de la actividad económica”, además de afectar en gran medida el cumplimiento de los compromisos contractuales de las empresas con sus proveedores del exterior.

La entidad agrega que esa situación perjudicaría los procesos de inserción internacional en curso en un período complejo en el mundo.

“Esto implica un retroceso importante y la relativización de los esfuerzos que el sector público y el sector privado han venido realizando en pos del desarrollo exportador del país”, dicen antes de instar a que, en el corto plazo, se restablezca el flujo de pagos al exterior y el acceso al MULC para normalizar el ingreso de insumos críticos para la producción y permitir el retorno a la senda exportadora.

Dejar un comentario