Los fletes entre el norte de Asia y América del Sur alcanzaron nuevos máximos históricos a medida que las líneas navieras aplicaron incrementos en sus cobros para septiembre en medio de una grave escasez de equipos y capacidad de carga en las terminales de exportación asiáticas durante la temporada alta de embarques de agosto a noviembre antes de las vacaciones de fin de año.

Mientras las tarifas tocan récords históricos por la conjunción de una altísima demanda, rebortes de covid que obligan a cerrar puertos, provocando congestión en las terminales y un número creciente de buques demorados, ya hay líneas que comunicaron incrementos generalizados de tarifas (GRI) de cara a la temporada pico, aunque ya los picos tarifarios se tocaron mucho antes del inicio de la época de mayor demanda.

MSC informó a sus clientes de Argentina que aplicará un GRI a partir del 1° de octubre para los contenedores con origen en la Argentina y destino en los Estados Unidos, Canadá, México, Caribe, América Central, Venezuela y la costa oeste de América del Sur.

El aumento será de US$ 1750 por contenedor de 20 pies y 40 pies, y de US$ 2500 por contenedor reefer de 40 pies.

Indicadores

Según un estudio de S&P Global Platts, la congestión en Los Ángeles, California, y los puertos de la costa del Pacífico de México están ampliando los tiempos de tránsito a Colombia, Ecuador, Perú y Chile, lo que hace que esas rutas sean más caras para las líneas navieras en comparación con otras rutas comerciales transpacíficas.

En tanto, el Platts Container Rate 31 -Norte de Asia a la costa este de Sudamérica- fue evaluada por Platts por primera vez el 1° de septiembre en US$ 11.200/FEU, un aumento de casi 560% con respecto a mayo de 2020.

Por su parte, el Platts Container Rate 29 -del norte de Asia a la costa oeste de América del Sur- también se valoró por primera vez el 1° en un nivel aún más alto: US$ 12.000/FEU.

Los volúmenes comerciales del norte de Asia a América del Sur han crecido de manera constante año tras año a medida que las economías de América del Sur expandían su actividad de importación y exportación.

Los envíos de contenedores desde el norte de Asia a la costa este de América del Sur aumentaron desde 121.000 TEU a 617.000 TEU durante el primer semestre del año, según Panjiva, la unidad de investigación de la cadena de suministro de S&P Global Market Intelligence, una empresa hermana de Platts.

Mientras tanto, los envíos desde el norte de Asia a la costa oeste de América del Sur crecieron en 79.000 TEU a 760.000 TEU durante el mismo período.

Brasil también ha logrado un progreso constante en el aumento de su comercio de exportación en contenedores con China, aumentando su comercio de carne con China en un 85% en dos años a más de US$ 7400 millones en 2020, cuando en 2019 los embarques redundaron en US$ 4000 millones, de acuerdo a Panjiva.

Las exportaciones de algodón, que han sido responsables de un aumento en las tarifas de los contenedores de retorno en agosto, subieron a más de US$ 1000 millones en valor total para los envíos a China por primera vez en 2020.

Chile

En la costa oeste de América del Sur, Chile es un importante exportador de cobre y otros metales debido a su abundancia de recursos minerales, pero depende de las importaciones de Asia para la mayoría de sus bienes de consumo, como dispositivos mecánicos y eléctricos, ropa, automóviles y muebles, así como materias primas como acero y plásticos.

Chile también tiene industrias de exportación clave de frutas, nueces y mariscos que -a menudo- viajan en contenedores refrigerados a Asia; sin embargo, la falta de equipos disponibles en los puertos chilenos limitó esos envíos en la primera mitad de 2021.

Las exportaciones de frutas y nueces de Chile a China crecieron a US$ 2160 millones en 2020 desde los US$ 1960 millones de 2019, pero las exportaciones en contenedores desde la costa oeste de América del Sur al norte de Asia se redujeron a 444.000 TEU en enero-julio de 2021 desde los 511.000 TEU para el mismo período de siete meses en 2019, según Panjiva.

“Es una situación realmente mala para los exportadores. Las líneas navieras no están ofreciendo espacio en los próximos meses y prefieren exportar contenedores vacíos a Asia. Algunas de las cargas destinadas a la exportación tienen que encontrar compradores en los mercados internos, y no parece que las cosas vayan a mejorar hasta 2022 desde el las líneas navieras no están respetando los contratos”,  dijo un agente de carga con sede en Santiago.

Los costos globales de envío de contenedores se han disparado en los últimos 14 meses en medio de una congestión portuaria generalizada, desequilibrios de equipos y problemas de la cadena de suministro relacionados con la pandemia, factores clave que han sido impulsados por un nivel imprevisto de elevada demanda de los consumidores de productos que se mueven en contenedores.

El Índice de contenedores de Platts, un promedio ponderado de las rutas globales clave de Platts, se evaluó el 1 de septiembre en US$ 7645/FEU, un 365% más que en la misma fecha en 2020.