El ministro de Economía, Luis Caputo, decidió simplificar y reducir los trámites administrativos vinculados a la importación de textiles y calzados.

Con el fin de lograr una mayor fluidez y facilidad operativa, por medio de la resolución 49/2024, se deja sin efecto la Declaración Jurada de Composición de Productos (DJCP) al tiempo que se modifica el régimen de etiquetas que deben llevar los Textiles, Prendas y Calzados.

Hasta ahora, las prendas, confecciones y calzados importados debían presentar una etiqueta de tela cosida indicando el lugar de producción, el nombre del exportador, el nombre del importador y la composición porcentual de las fibras o materiales que constituyen el producto, para determinar a los responsables legales del cumplimiento de las reglamentaciones vigentes y permitir así los controles necesarios.

Simplificación

Luego, se creó la Declaración Jurada de Composición de Productos (DJCP), como anexo a dicha medida, y se dispuso que los responsables de la importación de estos productos estaban obligados a acreditar la veracidad de la información de las etiquetas o rótulos como condición previa a su comercialización, pudiendo ser sujeto a ensayos técnicos sobre muestras de los productos involucrados.

Esta serie de trámites fueron considerados parte del complejo esquema de trabas y cepos administrativos a la importación de productos, que ahora se simplifican con la nueva resolución.