Agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP detectaron en el área portuaria de San Nicolás la fuga de un camión que transportaba 29 toneladas de fertilizante.

 El camión se encontraba en la descarga de una barcaza de urea granulada y una vez finalizada la carga comenzó la marcha evadiendo la barrera de salida del área portuaria de San Nicolás, dándose a la fuga. 

En el marco de la denuncia presentada por la Aduana y las investigaciones ordenadas por la justicia, se realizó un allanamiento en un domicilio de la localidad de Theobald, provincia de Santa Fe, donde además de otras 180 toneladas de fertilizantes se secuestraron dos camiones, un automóvil, dos máquinas retroexcavadoras, dos armas de fuego, 600 mil pesos en efectivo, cheques, dos paneles solares y 100 gramos de marihuana. 

Sin documentación

Las 209 toneladas de fertilizante secuestradas por la Aduana, valuadas en más de 150 mil dólares, carecían de documentación respaldatoria, por lo que se pudo presumir que las mismas habían sido ingresadas al país sin la correspondiente intervención aduanera. 

El procedimiento se llevó a cabo con la colaboración del personal de Prefectura. Además del secuestro de los bienes, la justicia ordenó la detención de tres personas que se encuentran involucradas en la maniobra, que cursa una denuncia penal por contrabando en el Juzgado Federal a cargo del doctor Villafuerte Ruzo.