fbpx

El Mercosur aprobó el Acuerdo sobre Comercio Electrónico durante la cumbre de Presidentes, celebrada el miércoles 16.

El “Acuerdo sobre Comercio Electrónico del Mercosur” establece un marco jurídico común para facilitar el comercio entre los socios del bloque, tanto de bienes como de servicios, a través de las plataformas digitales.

El texto aprobado contiene una serie de disposiciones en materia de la transferencia transfronteriza de informaciones, la protección de datos personales, la no imposición de aranceles a las transmisiones electrónicas, localización de instalaciones informáticas, protección al consumidor en línea, y el acceso y uso de internet, entre otras.

“El repaso de algunas cifras basta para dar cuenta de la importancia de contar con un un instrumento de esta naturaleza en el Mercosur: según datos de la Unctad, la comercialización de bienes y servicios a través de Internet ascendió a 25 billones de dólares en 2015, previéndose un crecimiento sostenido interanual del 17% entre 2017 y 2022”, indicaron desde Cancillería.

Sin precedentes

Sin embargo, todas las cifras de evolución y crecimiento del comercio electrónico quedaron fuera de contexto durante un 2020 que potenció las transacciones digitales a niveles sin precedentes.

“Las condiciones excepcionales impuestas por la pandemia han hecho que estas previsiones fueran ampliamente superadas. Así, por ejemplo en Argentina, según cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), desde el mes de marzo, las ventas por internet en nuestro país aumentaron un 84%, correspondiendo a un crecimiento del 38% en órdenes de compra y un 71% en unidades vendidas”, ampliaron desde el Palacio San Martín.

El acuerdo comunitario aprobado está en línea con los textos que se están negociando tanto en ámbitos multilaterales como en acuerdos comerciales regionales y subregionales, y prevé una cláusula de revisión bianual para permitir incorporar de manera gradual los desarrollos tecnológicos y normativos pertinentes.

Servicios y etiquetado de alimentos

Por otro lado, los presidentes del Mercosur celebraron el lanzamiento de la “8° Ronda de Negociaciones de Compromisos Específicos en Materia de Servicios”, clave para actualizar el Protocolo de Montevideo de Comercio de Servicios, que permitirá incorporar al marco normativo comunitario los postergados compromisos y disciplinas negociadas con terceros países o bloques, y catalizar así la posibilidad de aumentar el intercambio de servicios intrabloque.

Otro punto destacable es el compromiso asumido para avanzar en las discusiones necesarias para armonizar el “etiquetado frontal de alimentos con el objetivo de garantizar información clara y accesible al consumidor, promover la alimentación saludable y favorecer el comercio intrazona de alimentos envasados”. 

Presidencia

La firma del acuerdo coincide con el inicio de una nueva presidencia pro témpore de la Argentina, durante la cual el Mercosur cumplirá 30 años de su creación.

Además de fortalecer la agenda de integración regional, se espera durante 2021 la formalización del ingreso de Bolivia “como miembro pleno”, así como también el relanzamiento del Foro Empresarial, que “estará enfocado en dos temas centrales y relevantes para nuestra región y para las economías de los cuatro países: agroindustria y servicios digitales”.

“Ambos sectores –señalaron desde Cancillería– se caracterizan por su relevancia y dinamismo en la agenda económica de todos los socios del bloque, y presentan grandes posibilidades para continuar profundizando la integración productiva entre nuestros países. En ambos casos, habrá una atención especial al papel de las mujeres en emprendimientos y gestión empresarial en los dos sectores antes mencionados”.