fbpx

FV, empresa reconocida en Argentina e Hispanoamérica en fabricación y comercialización de grifería de alta tecnología, logró la certificación EDGE para su nueva nave industrial ubicada en Pilar. El reconocimiento fue concedido por la Corporación Financiera Internacional, la entidad del Banco Mundial dedicada al sector privado en los países en desarrollo, y administrada por Green Business Certification Inc. (GBCI).

La compañía informó que se trata de la primera nave industrial de Argentina que logra alcanzar esta certificación, al concretar un 30% de ahorro en energía eléctrica, 29% en el uso de agua y hasta 61% en energía incorporada en los materiales utilizados en comparación con las técnicas constructivas generales de la región.

Además, el proyecto obtuvo 31,02 tCO2e ahorradas anualmente, estimadas en etapa de operación.

Edificación ecológica

“El cuidado del medioambiente y el ahorro de agua son dos pilares fundamentales de FV, por eso estamos felices de haber trabajado en este proyecto y orgullosos de obtener la certificación EDGE. En el año de nuestro 100° aniversario, para FV esto significa la materialización de un compromiso estratégico a largo plazo con la sustentabilidad ambiental y una esperanza a futuro porque desde nuestro lugar apostamos a desarrollar una edificación ecológica”, dijo Roberto Beck, gerente División Industrial de FV.

Interior de la nueva nave industrial de FV, con certificación EDGE.

En la firma explican que la nueva certificación no es un hecho aislado para FV ya que la planta de fabricación ubicada en Villa Rosa, Pilar cuenta con tecnología de última generación, una planta de tratamiento de efluentes líquidos y otra de efluentes gaseosos que colaboran con el cuidado del medioambiente.

De qué se trata

EDGE es un sistema de certificación de construcción sostenible creado por la Corporación Financiera Internacional, miembro del Grupo del Banco Mundial. Se trata de una herramienta que permite a los desarrolladores y empresas constructoras identificar las maneras más efectivas de reducir el uso de energía, agua y recursos en los materiales de construcción de sus edificios y luego integrar las estrategias en el diseño del proyecto.

Como socio de la certificación, el Green Business Certification Inc. (GBCI), la principal organización independiente que reconoce la excelencia en el desempeño de la industria de negocios verdes y su práctica a nivel mundial, administra la certificación EDGE en más de 120 países del mundo.

Para que una edificación pueda certificar EDGE debe demostrar una reducción del 20% en los siguientes puntos (en comparación con la práctica modelo de construcción local):

  • Consumo de energía eléctrica.
  • Consumo de agua.
  • Energía inherente a los materiales (se refiere a la energía necesaria para fabricar y mantener los materiales utilizados en la construcción del edificio).