Las importaciones castigadas por medidas proteccionistas, en el mundo desarrollado y en economías emergentes, superan en cantidad a las importaciones beneficiadas por medidas que las impulsan. Y cuando se habla de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, las esquirlas llegan a muchísimos más mercados.

Así surge del último informe elaborado por Coface, que destaca además que la cantidad de medidas proteccionistas actualmente vigentes son 2,5 veces mayores a las registradas en 2010, liderando el ránking economías desarrolladas de Europa y Estados Unidos, Canadá, Japón y Australia, así como también mercados en desarrollo como Brasil, la Argentina e India.

“El aumento de los derechos de aduana sobre las importaciones destaca entre las medidas proteccionistas”, destaca el informe de Coface, que realiza un especial análisis a la política de resguardo de la economía interna que lleva adelante Donald Trump, sobre todo frente a las exportaciones de China a su país.

“La aceleración de los aranceles de importación en los Estados Unidos ha sido particularmente notable entre 2016 y 2018, un período durante el cual aumentaron del 5,4 al 12,5 por ciento%”, advierte la consultora internacional especializada en riesgos de crédito.

Doce sectores en 63 países

Las medidas de los Estados Unidos generan preocupación por el efecto contagio en países que integran la cadena de producción de bienes directamente afectados. “Además del efecto directo, Coface ha identificado el impacto negativo indirecto del aumento de los aranceles sobre las exportaciones de 12 sectores empresariales, en 63 países”, explicaron en un comunicado.

Por cada punto que aumenta Estados Unidos sus aranceles, caen un 0,46% las exportaciones de un país que provee a un tercero directamente afectado por la medida norteamericana.

“El impacto indirecto es particularmente pronunciado en el sector del transporte (que incluye la industria del automóvil), ya que involucra una cadena de producción multinacional compleja”, explica Coface.

“Un aumento de un punto en los aranceles estadounidenses en el sector del transporte para un país puede provocar una caída promedio del 4,4% en el valor añadido de las exportaciones de un socio comercial al país afectado por el incremento de aranceles. Como ejemplo, Alemania, Japón y Estados Unidos son los tres países más afectados por los efectos indirectos de las barreras arancelarias americanas sobre las exportaciones de automóviles chinos”, agrega el informe.

Considerando la misma relación, en el sector de maquinaria y minería la caída es del 3,1%, respectivamente, y del 2,4% en la cadena de la madera. En tanto, en los productos electrónicos, la merma es del 1,4% y afecta sobre todo a Vietnam, Corea del Sur, Japón, Taiwán y Tailandia.

El informe

Descargar (PDF, 2.05MB)

Dejar un comentario