Los mercados de carga aérea reflejan la evolución económica mundial. En marzo, el entorno comercial empeoró. La combinación de la guerra en Ucrania y la propagación de la variante Ómicron en Asia provocaron un aumento de los costos energéticos, exacerbaron las interrupciones de la cadena de suministro y alimentaron la presión inflacionista. Como resultado, en comparación con marzo de 2021, se están enviando menos mercancías, incluso por vía aérea.

De ese modo, Willie Walsh, Director General de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), resumió por qué en marzo la demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK por su sigla en inglés), cayó 5,2% en comparación con marzo de 2021 (-5,4% para las operaciones internacionales).

Pre Covid

Desde IATA explican que la demanda de carga se mantiene por debajo de los niveles anteriores al Covid-19, y la capacidad sigue siendo limitada.

En el último informe se dice que la capacidad en marzo fue un 1,2% superior a la de marzo de 2021 (+2,6% para las operaciones internacionales), y se aclara que aunque los números están en territorio positivo, es un descenso significativo desde el aumento interanual del 11,2% en febrero, y que Asia y Europa fueron las regiones del mundo que experimentaron las mayores caídas de capacidad.

“La paz en Ucrania y un cambio en la política china de Covid-19 contribuirían a aliviar los vientos en contra que vuelve a sufrir el sector. Como ninguna de las dos cosas parece probable a corto plazo, podemos esperar crecientes desafíos para la carga aérea justo cuando los mercados de pasajeros están acelerando su recuperación”, dijo Walsh.

Factores

Desde IATA destacan algunos de los factores que influyeron en la situación actual:

  • Guerra en Ucrania. El conflicto provocó una caída de la capacidad de carga utilizada para servir a Europa, ya que varias aerolíneas con sede en Rusia y Ucrania eran actores clave de la carga. Las sanciones contra Rusia provocaron interrupciones en la fabricación. Y el aumento de los precios del petróleo está teniendo un impacto económico negativo, incluyendo el aumento de los costos del transporte marítimo.
  • Pedidos de exportación. Los nuevos pedidos de exportación, un indicador adelantado de la demanda de carga, se están reduciendo en todos los mercados, excepto en Estados Unidos. El indicador del Índice de Gerentes de Compras (PMI) que sigue los nuevos pedidos de exportación a nivel mundial cayó a 48,2 en marzo. Fue el más bajo desde julio de 2020.
  • Menos comercio. El comercio mundial de bienes siguió disminuyendo en 2022, con un crecimiento más lento de la economía china debido a los cierres relacionados con el Covid (entre otros factores), y a las interrupciones de la cadena de suministro amplificadas por la guerra en Ucrania.
  • Inflación. La inflación general de los precios al consumo de los países del G7 se situó en febrero de 2022 en 6,3% interanual, la más alta desde 1982.

Rendimientos regionales

Asia-Pacífico. Las aerolíneas vieron cómo sus volúmenes de carga aérea disminuían un 5,1% en marzo de 2022 en comparación con el mismo mes de 2021. La capacidad disponible en la región cayó 6,4% en comparación con marzo de 2021, la mayor caída de todas las regiones. La política de cero Covid en China continental y Hong Kong está afectando a los resultados.

Norteamérica. Los transportistas norteamericanos registraron un descenso del 0,7% en los volúmenes de carga en marzo de 2022 en comparación con marzo de 2021. La demanda en el mercado Asia-Norteamérica disminuyó significativamente, con volúmenes ajustados estacionalmente que cayeron 9,2% en marzo. La capacidad aumentó 6,7% en comparación con marzo de 2021.

Europa. Los operadores vieron un descenso del 11,1% en los volúmenes de carga en marzo de 2022 en comparación con el mismo mes de 2021. Fue el desempeño más débil de todas las regiones. El mercado de Europa interior cayó significativamente, con un descenso del 19,7% mes a mes.  Esto es atribuible a la guerra en Ucrania. La escasez de mano de obra y la menor actividad de fabricación en Asia debido a Ómicron también afectaron a la demanda. La capacidad cayó un 4,9% en marzo de 2022 en comparación con marzo de 2021.

Oriente Medio. Esta región experimentó un descenso interanual del 9,7% en los volúmenes de carga en marzo. Los beneficios significativos del tráfico redirigido para evitar volar sobre Rusia no se materializaron. Es probable que esto se deba a la escasa demanda en general. La capacidad aumentó un 5,3% en comparación con marzo de 2021.

Latinoamérica. Los datos muestran un aumento del 22,1% en los volúmenes de carga en marzo de 2022 en comparación con el período de 2021. Este fue el rendimiento más fuerte de todas las regiones. Algunas de las mayores aerolíneas de la región se están beneficiando del fin de la protección por quiebra. La capacidad en marzo aumentó un 34,9% en comparación con el mismo mes de 2021.

África. Las aerolíneas africanas vieron aumentar el volumen de carga en un 3,1% en marzo de 2022 en comparación con marzo de 2021. La capacidad fue un 8,7% superior a los niveles de marzo de 2021.