La comisión directiva de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y una delegación de 40 empresas pymes importadoras se reunieron con el secretario de Economía del Conocimiento de la Nación, Marcos Ayerra, y autoridades del Banco Central para analizar los pasos a seguir en materia de importaciones.

Según trascendió, el foco estará en priorizar el flujo de dólares para importaciones de insumos para el sector industrial. 

Tras analizar los avances en el Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) y explicar los alcances de las nuevas series de Bopreal para cancelar deudas comerciales, desde el Banco Central subrayaron algunos puntos importantes, entre ellos:

  1. Continúan vigentes las restricciones para acceder al MULC para aquellas empresas que hubieran accedido al dólar Bolsa (CCL) en los 90 días previos a la solicitud de acceso al MULC.
  2. Seguirá sin poder utilizarse dólares propios declarados en el país para cancelar pagos, ya que se consideran divisas dentro del sistema cambiario argentino
  3. Por último, las deudas nuevas no contemplan anticipos por las importaciones, y sólo se acepta el cronograma oficial informado.

De acuerdo con la última información difundida por el Gobierno, el padrón de dudas por importaciones se mantiene en torno a los US$ 42.600 millones.