Las empresas que necesiten insumos importados para producir algo destinado a la exportación estarán exentas del pago de aranceles por un plazo mayor a partir de una nueva decisión de la Secretaría de Industria y Comercio.

Puntualmente, con la resolución 32/2024, se extiende la validez del certificado de importación temporaria CTIT de los cinco a los diez años. Con esta decisión, además de crear un escenario más favorable a las exportaciones, se simplifican también los trámites para las empresas que producen con insumos del exterior y exportan.

El universo de estas empresas representa el 10% del total de las importaciones y, en 2023, se exportó bajo este régimen de importación temporal un total de US$ 12.654 millones, o el equivalente a casi el 20% del total de exportaciones.

Beneficios

Mediante el CTIT, los exportadores pueden acceder a insumos importados con beneficios impositivos y garantizar mediante una póliza de caución el pago del arancel, la tasa estadística, el Impuesto País y las retenciones impositivas correspondientes a IVA, IIBB y Ganancias. 

El requisito para ingresar en el régimen es transformar el insumo importado en un producto de exportación en un plazo de un año, con posibilidad de prorrogarlo por otro año. Pero si se trata de bienes de capital, los plazos se duplican a los dos años. 

Agilidad

El régimen, además, permite a las empresas designar a un ingeniero matriculado para verificar la aplicación del insumo importado al proceso productivo sin la necesidad de depender de los profesionales del INTI y, de esta manera, agilizar todo el proceso.

Por su parte, la Secretaría de Industria y Comercio, podrá realizar auditorías aleatorias y, en caso de verificarse incumplimientos, podría excluir a la empresa en cuestión del régimen por el plazo de un año más una multa del 2% mensual acumulativa de los aranceles que pagan las empresas que no participan del régimen.


Imagen de portada: Pete Linforth en Pixabay