DHL publicó su primer “Informe anual de riesgos”, elaborado sobre la base de los datos recopilados por una solución que ofrece información sobre la cadena de suministro y permite prever, evaluar y mitigar posibles alteraciones: Resilence360.

El trabajo relevó, a nivel mundial, tres riesgos principales en 2018: las incertidumbres sobre el crecimiento del comercio internacional, los incidentes de ciberseguridad y el cambio climático.

Por un lado, la incertidumbre en el comercio aumentó debido a las disputas entre Estados Unidos y otros países, especialmente China, incluyendo los nuevos aranceles unilaterales a la importación. En este contexto también se incluye la pendiente salida del Reino Unido de la Unión Europea, ya que las empresas temen que se produzcan atascos en las fronteras y retrasos en los puertos en caso de una salida descontrolada.

Por otro lado, los delitos informáticos fueron creciendo y afectando la cadena de suministro y la infraestructura de transporte, y demostraron que el objetivo de los perpetradores es obtener secretos comerciales, chantajear o causar trastornos en la economía.

Por último, el cambio climático ocasionó un gran número de trastornos graves debido a las condiciones meteorológicas en 2018, que fue el 4º año más cálido jamás registrado. Los incendios forestales, las sequías, los bajos niveles de las aguas y el deshielo tuvieron los impactos más significativos sobre la cadena de suministro.

“La evaluación de riesgos y la mejora de la resiliencia de la cadena de suministro son un elemento crucial para los negocios, y las conclusiones del informe les permiten a los clientes reevaluar el entorno de riesgo, complementando la oferta de la plataforma”, afirmó Tobias Larsson, CEO de Resilience360.

Los 10 principales riesgos

1

Las guerras comerciales provocan una reestructuración de las redes de producción
El Brexit, los nuevos aranceles a las importaciones y otras barreras comerciales continuarán remodelando las cadenas de suministro para la producción

2

La demanda creciente y un suministro frágil provocan una escasez crítica de materias primas
La inestabilidad política y los cierres de proveedores impactarán probablemente el suministro de materias primas esenciales como el litio, el cobalto y el adiponitrilo.

3

Las retiradas de productos y las alarmas de seguridad provocan un mayor escrutinio de la calidad
Las normativas y los requisitos de calidad más estrictos ejercen presión sobre las empresas farmacéuticas.

4

Las repercusiones del cambio climático aumentan de intensidad
Las empresas se enfrentarán probablemente a un número creciente de trastornos debidos a las condiciones meteorológicas, ya que se espera que el 2019 sea el año más cálido jamás registrado.

5

Las normativas medioambientales más estrictas obligan a los contaminadores a pagar por ello
Las políticas de calidad del aire y de mitigación del cambio climático hacen su aparición en toda la región de Asia-Pacífico

6

6. La incertidumbre económica y el cambio estructural suponen una amenaza para los proveedores
Cabe pensar que aumentará el número de insolvencias entre los proveedores, ya que los pequeños productores siguen siendo víctimas de la incertidumbre económica y el cambio estructural.

7

Muchas mercancías se ven atrapadas en medio de las luchas laborales
Los primeros indicios de disputas laborales amenazan con trastornar las operaciones de transporte.

8

Transporte peligroso: incendios en los barcos de contenedores
La insuficiencia de dispositivos antiincendios y la tendencia a incrementar el tamaño de los barcos de contenedores intensificarán la presión sobre las cadenas de suministro dependientes de transportes marítimos.

9

Los altercados en las fronteras incrementarán los tiempos de espera
Las empresas dependientes de los canales de transporte entre EE.UU. y México, y entre la UE y el Reino Unido, probablemente sufrirán un incremento en sus costos y en los tiempos de espera para atravesar las fronteras.

10

Los drones representan un golpe a la seguridad aérea
Los incidentes de seguridad para la aviación debidos a los drones de proximidad tienden a aumentar y generan un mayor riesgo para las operaciones logísticas aéreas.

previous arrow
next arrow
Slider

Las cadenas de suministro modernas son vulnerables. Los retrasos en el transporte, robos, desastres naturales, las inclemencias del tiempo, ciberataques y problemas de calidad inesperados pueden alterar los flujos de mercancías, generando costos a corto plazo y
dificultades de suministro

Shehrina KamalDirectora de Risk Intelligence

Los riesgos en la región

En América latina, puntualmente, las cifras más elevadas de incidentes se produjeron en Brasil (21,19%), la Argentina (13,9%), Chile (12,6%) y Colombia (7,9%).

Los eventos con carácter más disruptor estuvieron causados en su mayoría por inestabilidades sociales, temas de transporte terrestre e incidencias laborales, que supusieron casi la mitad de todos los incidentes. La mayor parte de estos eventos estuvieron vinculados a movilizaciones laborales organizadas; no obstante, muchos se debían a los acontecimientos políticos.

Las huelgas generales convocadas en Costa Rica y la Argentina se centraron en el descontento con sus políticas económicas nacionales respectivas, y la huelga de camioneros en Brasil también tuvo que ver con temas de políticas públicas.

El robo de mercancías fue un suceso frecuente en toda la región, y los trastornos de la carga se debieron a las movilizaciones laborales en la aerolínea LAN Express en abril, a los feriados por el G20 y a las huelgas de Aerolíneas Argentinas en noviembre en Buenos Aires. Los terremotos y el robo de mercancías supusieron dos tercios de todos los eventos de gran impacto registrados en la región.

Las dimensiones del robo de mercancías tuvieron lugar principalmente en Brasil y Chile. Las catástrofes naturales de intensidad menor y moderada, como inundaciones, erupciones volcánicas y terremotos, afectaron también la región, concretamente en Chile, Perú, Ecuador, Nicaragua y Guatemala.

Un Comentario