En el lento y tortuoso camino de liberalización del comercio, el Gobierno continúa con la toma de medidas tendientes a desburocratizar y facilitar los trámites, que demoran y encarecen las operaciones.

Una de las últimas medidas tomadas fue la eliminación del canal rojo normativo, es decir el control aduanero exhaustivo (de documentación y mercadería) para una serie de productos, que ahora pasarán a un control aleatorio. 

El alcance de la norma abarca a nada menos que el 7% del total importado por el país, y cubre a las mercaderías bajo derechos antidumping o compensatorios definitivos, así como también a aquellas que son objeto de un proceso de investigación.

Alcance

El rojo normativo aplicaba a una serie de productos sensibles para la industria nacional, e imponía mayores costos por las demoras y, en algunos casos, terminaba desalentando la operación.

La verificación exhaustiva alcanzaba, por default, al rubro textil (hilados, tejidos y confecciones para la industria) y calzados, y a productos bajo investigación antidumping, como termos, radiadores, calderas, aires acondicionados, cubiertos y ventiladores entre otros.

De acuerdo con información del Ministerio de Economía, con la medida el costo de despacho del contenedor se reduce a US$ 1200, aproximadamente el 2,5% del valor promedio de la mercadería despachada.