fbpx

La compañía belga Jan De Nul, especializada en dragado, construcciones marítimas y servicios para las industrias off shore del petróleo, gas y energías renovables, emitió un comunicado ante una consulta de Trade News vinculada a los trascendidos en la prensa sobre la declaración del presidente de Emepa (socia de Jan De Nul en Hidrovía SA), Gabriel Romero, que señalan que el empresario habría confesado el pago de un soborno por US$ 600.000 para lograr un decreto que en 2010 extendió el plazo de concesión del dragado de la vía navegable, que reproducimos a continuación.

“Como consecuencia de noticias en la prensa argentina sobre un escándalo local de corrupción, fue también mencionado Jan De Nul. Las noticias se refieren a Emepa, empresa socia de Jan De Nul en el consorcio Hidrovía SA, a quien se le se adjudicó la concesión de obras de dragado y cobro de peaje sobre tramos del Río de la Plata y el río Paraná luego de un proceso de licitación pública”.

“En 1995, el gobierno argentino le adjudicó el contrato a Hidrovía, una empresa conformada por Jan De Nul (50%) y Emepa (50%). El contrato original preveía la posibilidad de extensiones de plazo y, por lo tanto, se prorrogó primero en 1997 y una segunda vez en 2005 al aumentar la profundización, prórroga que fue ratificada en 2009. Además, esta última extensión se produjo sujeto a la condición adicional de que el canal navegable se extendiera (Santa Fe al norte)”.

“En agosto (este mes) surgieron denuncias en la prensa argentina sobre sobornos en las cuales se mencionaron varios miembros de gobiernos anteriores y líderes del mundo empresario. El nombre Emepa también salió a la superficie señalándose que el CEO de Emepa, Gabriel Romero, habría hecho pagos personales a funcionarios del gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2010 para la ratificación de la extensión del contrato”.

“Jan De Nul confirma que el CEO de su socio en Hidrovía SA, Gabriel Romero, y uno de sus directores (Rodolfo Poblete), fueron interrogados por la justicia, y que se realizó un allanamiento en las oficinas de estas personas en Buenos Aires. No hubo en ningún momento detenciones, ni pedidos de declaración ni indagación a empleados de Jan De Nul”.

“Las personas involucradas en la mencionada investigación, Romero y otro funcionario designado por Emepa en el Directorio de Hidrovía SA, han considerado adecuado presentar la renuncia a sus cargos en el Directorio y Gerencia Comercial de Hidrovía SA, lo cual ha sido aceptado por el resto de sus miembros”.

“Jan De Nul lamenta que uno de sus socios sea mencionado de esta manera. La empresa colaborará plenamente con la justicia argentina en caso de que surjan preguntas”.

“Jan De Nul enfatiza la importancia de trabajar éticamente como lo describe en su “Código de Conductas” lo cual se refleja en sus cursos de entrenamiento, sus contratos y acuerdos con sus socios, subcontratistas y clientes”.

Romero se presentó como imputado colaborador ante el juzgado federal de Claudio Bonadio por la causa que lleva adelante el fiscal Carlos Stornelli conocida como “los cuadernos de las coimas”, que se inició con la investigación periodística de Diego Cabot en LA NACION.

La presentación espontánea del CEO de Emepa en Comodoro Py sobrevino luego de que su director de Relaciones Institucionales, Rodolfo Poblete, quedó detenido por negarse a declarar ante Bonadio. Tras la presentación de Romero, Poblete fue liberado. Los medios citaron comentarios en off the record de fuentes judiciales que señalaron que Romero habría confesado el pago un soborno por US$ 600.000 para obtener una prórroga de su contrato de concesión en el dragado de la hidrovía.