La draga de inyección de agua “Pancho”, de la dragadora belga Jan De Nul, llegó a la Argentina para incorporarse a la flota de Compañía Sud Americana de Dragados, filial local del grupo.

La draga es un barco compacto, ideal para trabajar en zonas de puertos y ríos, con un alcance de profundidad de más de 20 metros. Estará operativa en una semana para realizar tareas en las distintas obras que lleva adelante la firma, principalmente en la Vía Navegable Trocal.

La embarcación -que portará la bandera argentina- debe su nombre al apodo de Jan Frans, el hijo de 2 años de Pieter Jan De Nul -gerente de la filial local-, cumpliendo así la tradición familiar de Jan De Nul de de bautizar sus buques con el nombre de sus integrantes. De hecho, la draga gemela de Pancho llevará el nombre de Cosette, la hija menor de Julie De Nul, hermana de Pieter Jan.

Características

Las dragas de inyección de agua son más pequeñas que las de tolva de succión de arrastre, por lo cual resultan más eficaces para determinadas tareas. Sus tareas de dragado se basan en la inyección de agua a alta presión en el subsuelo, lo que permite que el material del suelo se mueva. Es una técnica utilizada frecuentemente para obras de mantenimiento en terrenos con sedimentos depositados recientemente o incluso para trasladar arena fina en distancias cortas.

“Es un orgullo personal que una embarcación lleve el nombre de mi hijo, ya que le damos continuidad al legado y tradición familiar, y desde nuestra operación local, es una excelente noticia que podamos sumar a nuestra flota una embarcación de su tipo, por su innovación, robustez y por su alto rendimiento de dragado, ya que es perfecta para obras de mantenimiento de gran profundidad”, señaló Pieter Jan De Nul.

Actualmente, la compañía cuenta actualmente con 5 dragas de inyección de agua alrededor del mundo, incluyendo a Pancho y la gemela, que se encuentra en construcción en los Países Bajos.