Compañía Sudamericana de Dragados, firma integrante del grupo belga Jan De Nul -compañía a cargo de la ingeniería, servicios y dragas que durante 25 años realizó la profundización y el mantenimiento del sistema de navegación troncal- fue la única empresa que calificó en la fase “técnica” de la licitación “corta” (180 días) para el dragado de la vía navegable.

De esta manera, es la única de las 4 empresas o grupos de firmas admitida para el análisis de la oferta del “sobre 2”, es decir, la instancia económico financiera de la licitación. Si cumple con lo exigido en esta etapa, sería adjudicataria de la licitación.

Licitación

El viernes pasado, la Administración General de Puertos (AGP) analizó las ofertas presentadas en la licitación 13/2021 “de etapa múltiple” para el dragado de mantenimiento de la vía navegable troncal, aprobada por la resolución 136/2021.

La AGP dispuso un presupuesto de US$ 80.280.000, por el cual cotizaron 4 grupos de empresas: la unión transitoria integrada por la belga Dredging International, la china CCCC Shanghai Dredging y la local Servimagnus; Compañía Sudamericana de Dragados; la unión transitoria de la danesa Rohde Nielsen y la local Emepa, y la holandesa Boskalis.

Una vez más, la trascendencia de la obra, aún por un plazo corto de tiempo, convocó a los máximos jugadores globales de la industria del dragado.

Las ofertas

El análisis técnico de las ofertas quedó a cargo de la Gerencia de Infraestructura y Planeamiento de la AGP. De acuerdo con el informe, sólo Compañía Sudamericana de Dragados cumplió con todos los puntos establecidos en el pliego.

La UTE Dredging/CCCC/Servimagnus incumplió “desde el punto de vista técnico” lo establecido por el artículo 3.1, es decir, acreditar competencia técnica de una capacidad de dragado de 26 millones de m3 durante los últimos 5 años, y que las obras estén finalizadas. 

La oferta de esta UTE “en formación” resultó además inadmisible por fallar en la acreditación del ítem que exige acreditar “la disponibilidad de equipos”.

En tanto, la UTE conformada por la dragadora danesa Rohde Nielsen -que viene realizando trabajos de dragado en el problemático Puerto Mar del Plata, y con buenos resultados hasta ahora- y Emepa -antigua socia de Jan De Nul en Hidrovía SA- falló en el plan de trabajos y memoria descriptiva.

Además de no justificar la disponibilidad de los equipos propuestos para los trabajos, la dragadora danesa no logró certificar la capacidad requerida para remover los volúmenes propuestos como parámetros.

Por último, la propuesta de Boskalis no habría logrado cumplir con las exigencias técnicas en cuanto a disponibilidad de equipos, entre otras fallas de tenor administrativo en su presentación.

Contexto

“La oferta de Emepa y Rohde presentó dos fallas graves respecto de los requisitos del pliego, entre ellas, no presentar un plan para el dragado de Santa Fe al norte. La oferta de Boskalis estuvo bastante lejos de ser competitiva”, señalaron fuentes oficiales que siguieron de cerca el proceso licitatorio.

Tal vez el dato que más les llamó la atención fue la oferta de la UTE conformada por Dredging, CCCC y Servimagnus.

“Tenían que justificar y certificar obras de dragado por 26 millones de m3 en los últimos 5 años, y cada empresa de la UTE debía responder en un porcentaje acorde a su participación en el grupo. Servimagnus presentó un documento interno por 200.000 m3 dragados en la Cuenca del Salado. La obra no sólo no está terminada, sino que el documento no cuenta con certificación oficial. Además, por tener un 5% de participación en la UTE, le correspondía presentar un certificado por 1,3 millón de m3”, argumentaron.

Cómo sigue

Ahora, los competidores de Compañía Sudamericana de Dragados cuentan con hasta 5 días hábiles para argumentar sus impugnaciones. A partir del momento en que se presenten, la AGP tiene 5 días hábiles para responder. 

Luego, la AGP emite una resolución en la que llama a la apertura del sobre 2, con la oferta “económica”, que contempla, además del valor ofertado, el plan financiero para realizar los trabajos. 

En este punto, si Compañía Sudamericana de Dragados cumple con las formalidades, se le adjudicaría el dragado por 180 días, con prórroga automática en caso de que la licitación “larga” no esté lista. 

Por otra parte, esta semana también debería salir un dictamen parecido para la licitación del balizamiento que, a diferencia de la licitación del dragado, cuenta sólo con un único sobre de propuesta técnica y económica. 

En esta, Emepa contaría ya con la mejor oferta en la carrera en la que compitieron en la licitación 22/21 con la UTE de Pentamar y Sade.